Siete ventajas de un calientaplatos para una cocina premium

Un calientaplatos no es un electrodoméstico absolutamente imprescindible en una cocina, cierto. Pero sí tiene la capacidad de hacer más fácil nuestra vida cotidiana, sobre todo porque nos permiten organizar mejor nuestro tiempo y alcanzar mejores resultados a la hora de servir los alimentos. 

En este artículo te contamos algunas de las ventajas de un calientaplatos, que lo convierten en una solución muy apreciada por los más exigentes.

De hecho, llama la atención la evolución de este concepto. Se podría decir que los calientaplatos tuvieron unos orígenes muy humildes: su trabajo lo realizaban hace décadas las chimeneas y las estufas tradicionales que, a su función de calentar el ambiente se le sumaba la de mantener en buenas condiciones los platos de comida. Aún hoy muchas chimeneas rurales se diseñan con un espacio destinado a esta función.

calientaplatos-teka-cpel15-inox


Pero con el paso del tiempo, los calientaplatos han evolucionado hasta convertirse en un electrodoméstico premium, que aportan un plus a las cocinas de los usuarios más perfeccionistas. Actualmente, sus diseños son principalmente de cajón y van empotrados en el mobiliario, fáciles de abrir y manejar. Balay, Teka o AEG son algunas de las grandes marcas que apuestan por este electrodoméstico.

Ventajas de los calientaplatos

●    Son modernos: su diseño es siempre elegante y de última generación, donde se combina el acero inoxidable con el cristal y donde se incorporan avances como la superficie antihuella.

●    Son discretos: saben mimetizarse muy bien con el resto del mobiliario, tanto en color como en estilo, y en la mayoría de los casos pasan desapercibidos como si de un simple cajón se tratara.

●    Aporta mucha libertad de organización: permite al usuario seguir cocinando mientras se mantiene caliente un determinado plato o incluso se pueden realizar otras tareas que nada tienen que ver con la cocina, gracias a los diferentes programas y temporizadores.

●    Se le pueden dar otros usos, como el de descongelar alimentos o el de fermentar masas.    

●    Otro de estos usos es el de precalentar la vajilla, especialmente interesante para quienes cocinen con un nivel de precisión muy alto, evitando que una vajilla fría matice el resultado o la textura de los alimentos cocinados.

●    Al manejar temperaturas más moderadas y espacios más pequeños que un horno-microondas, normalmente también necesitan menos energía para generar el calor deseado, y ello implica un menor consumo eléctrico. Una horquilla de temperatura que ofrecen muchos de estos calientaplatos es 30º-80º.

Por todo ello, las ventajas de un calientaplatos convencerán a quienes aspiren a tener una cocina con todas las comodidades y disfrutar cada momento en este espacio tan personal de la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...