4 Ventajas de las afeitadoras masculinas frente a las cuchillas

Afeitarse la barba, recortarla o dejarla larga es una decisión personal de cada hombre, en función de los gustos, el tipo de cara o las tendencias del momento. Quienes optan por la primera opción, seguramente se hayan planteado cuáles son las ventajas de las afeitadoras masculinas frente a las cuchillas convencionales. En este artículo te lo explicamos.

Ventajas de las afeitadoras masculinas

Rapidez de afeitado, para hombres con poco tiempo

Uno de los aspectos que más se valora de las afeitadoras masculinas es la rapidez de afeitado. Mientras que las cuchillas tradicionales te tendrán frente al espejo no menos de 5 ó 10 minutos, incluyendo en ese periodo la preparación de la piel y la aplicación de lociones after shave, en el caso de las máquinas de afeitar bastan apenas unas rápidas pasadas para dejar tu rostro con un aspecto lo suficientemente limpio, fresco y suave como para iniciar una exigente jornada de trabajo.

Rasurarse en cualquier lugar, sólo con las afeitadoras

Para eliminar tu barba con cuchilla seguramente tendrás que quedarte en tu baño, pues necesitarás un lavabo, un espejo y los diferentes productos para el antes y el después del afeitado. En cambio, estas máquinas eléctricas te permitirán afeitarte en cualquier lugar porque se utilizan en seco y los productos para el cuidado de la piel no son imprescindibles. Algunos modelos de grandes marcas como Philips también se pueden usar sobre rostros húmedos o mojados. Además, tampoco necesitarás enchufes, pues la mayoría de modelos funcionan también con baterías.

Menor gasto a largo plazo, otra de las ventajas de las afeitadoras

Aunque el desembolso para comprar una máquina eléctrica es mayor al inicio, a medio y largo plazo se acaba rentabilizando la inversión. Esto es así por el ahorro que tendrás en productos de afeitado, como geles o espumas, y porque los cabezales se cambian tras largos periodos de uso, en algunos casos hasta 18 meses.

Afeitadora Philips PT717-16

Solución perfecta para barbas poco abundantes

Aunque las diferentes gamas y modelos de afeitadoras garantizan buenos resultados en todos los rostros, los hombres con barbas menos espesas salen beneficiados: en esos casos el vello facial es más fácil de rasurar con las partes cortantes de los cabezales eléctricos. Además, la piel se castiga menos, puesto que la hoja de la cuchilla no ‘discrimina’ y se desliza igualmente por las zonas sin vello, con riesgo de corte.

La principal desventaja: el apurado

A pesar de las múltiples ventajas de las afeitadoras, también existe algún inconveniente. El principal es que el nivel de apurado suele ser menor con las máquinas eléctricas, aunque también producen menos cortes en la piel, como indicábamos. En cualquier caso, en la relación gasto-tiempo-acabado, las afeitadoras masculinas salen ganando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...