Depiladoras eléctricas o cera - Pros y contras de cada método

Uno de los mayores dilemas para muchas mujeres es qué método elegir para retirar el vello del cuerpo: ¿Depiladoras eléctricas o cera? Las primeras lo consiguen mediante un rodillo dotado de pequeñas pinzas en movimiento, mientras que la segunda es una pasta viscosa que se adhiere al vello y lo extrae de un tirón. En realidad, cada opción tiene sus pros y sus contras, y en este artículo te los exponemos brevemente para que elijas cuál de los dos es el más adecuado para ti.

Ventajas y desventajas de las depiladoras eléctricas

Una de las grandes ventajas de las depiladoras eléctricas es la rapidez con la que se consiguen resultados: en apenas unos minutos. Esto, unido a que son pequeñas y ligeras, las convierten en un aparatos fáciles de transportar en viajes o incluso en el bolso, especialmente los modelos que usan batería y prescinden de cables. Además, se trata de un método muy limpio, pues no deja restos de ningún tipo.

Por lo que se refiere a la técnica depilatoria en sí, los pros son también importantes: eliminan el vello de raíz y provocan menos dolor en la zona aplicada. De hecho, algunos modelos incorporan técnicas masajeadoras mientras se extrae el vello. Además, se pueden emplear tanto en seco como en húmedo, es decir, durante la ducha.

Depiladora Braun en Electrobuy


En cuanto a las desventajas, se podría citar el enrojecimiento de la piel tras su uso, pero eso depende mucho del tipo de piel de cada persona. Además, los accesorios cada vez más sofisticados reducen este efecto, que se puede complementar con la aplicación de cremas dermatológicas.

Actualmente existe una gran variedad de modelos en el mercado, desde aproximadamente 50€. Muchas de las grandes marcas apuestan por este aparato doméstico, como Braun o Rowenta, cuyos modelos suelen incorporar funciones muy avanzadas: una luz que ilumina la zona a depilar o diferentes velocidades para lograr mayor eficacia son algunos ejemplos.

Pros y contras de la cera

Entre las grandes ventajas de la cera está su buen resultado en zonas curvas, como las axilas, pues su cremosidad hace que se amolden a cualquier superficie. Además, este método suele dejar resultados muy duraderos, de varias semanas.

Sin embargo, algunas desventajas limitan su comodidad. Por ejemplo, su proceso de aplicación es largo y menos limpio que el de las depiladoras, pues los restos de cera que quedan en la piel obligan a tomar una ducha posterior. Además, las ceras calientes entrañan riesgos de quemadura, aunque también existen ceras tibias y frías en las que esto no ocurre.

En cualquier caso, ya hay electrodomésticos para paliar este riesgo de quemadura, como son las depiladoras de cera que calientan y mantienen la pasta a la temperatura ideal. Por tanto, la elección entre depiladoras eléctricas o cera es una decisión muy personal, con opciones tecnológicas en ambos casos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...