3 trucos infalibles para limpiar el horno

Lo natural y ecológico está de moda. La cocina también, pero en esta ocasión no vamos a hablar de comida ecológica, sino que nos vamos a centrar en cómo acabar con la suciedad de uno de los elementos esenciales de la cocina con remedios naturales.

El horno es la mano derecha de todo chef, por lo que para preparar las mejores recetas es necesario saber cómo mantenerlo limpio en todo momento. Y más aún en estas fechas, cuando todos están ansiosos por probar los platos recién salidos de un horno reluciente.

Este electrodoméstico puede convertirse en el lugar perfecto para los microorganismos y es primordial eliminar esos excesos de grasa y residuos. Podemos utilizar varios ingredientes para aplicar los trucos para lavarlo. De hecho, no tendremos que ir mucho más allá de la despensa de casa para conseguir estos remedios. 

Trucos para limpiar el horno en 3 pasos


¿Y cuáles son? Aunque parezca mentira, muchas veces no son los productos que encontramos en cualquier supermercado los que son la mejor opción para conseguir este fin, así que empecemos por establecer tres trucos infalibles para limpiar el horno con técnicas caseras.

El primero será el uso de sal. En este caso, la sal funciona como desinfectante al mezclar 250 gramos con medio litro de agua. A continuación, tendremos que extender la mezcla por toda la superficie del horno y dejarlo actuar durante 15 o 20 minutos, para después enjuagarlo con una esponja húmeda. Si al final queda algún olor, lo eliminaremos aplicando medio litro de vinagre de vino blanco y 250 gramos de sal.

Ahora vamos a por un cítrico. ¿Pensabais que la fruta no servía como producto de limpieza? Pues aquí va el siguiente truco. El limón tiene propiedades antibacterianas y antisépticas que ayudan a eliminar los microorganismos acumulados en el horno. Además, gracias a su refrescante olor, podremos disfrutar de un agradable aroma al terminar de limpiarlo. ¿Cómo utilizarlo? Hay que cortar dos limones por la mitad y exprimirlos. Después, tendremos que introducir el jugo en una cacerola y meterla en el horno a 250ºC durante 30 minutos. Finalmente, sacaremos la cacerola y limpiaremos el horno con un trapo.

Por último, nuestro tercer aliado es el vinagre. Como sabemos, se utiliza muchas veces para todo tipo de limpieza doméstica, así que no iba a ser menos para dejar el horno como una patena. La mezcla ahora se hará entre vinagre de sidra de manzana y bicarbonato de sodio. Una vez mezclados, estos dos ingredientes habrá que guardarlos en un pulverizador y, posteriormente, rociar la mezcla por todas las paredes del horno y programarlo a 120ºC durante 10 minutos. A continuación, lo dejaremos enfriar y retiraremos los excesos de grasa con una esponja húmeda.

Olvidémonos de la suciedad por un momento y pensemos en lo brillante que va a quedar nuestro horno esta Navidad. Presumiremos de una cocina de lo más limpia y nuestras creaciones culinarias olerán mejor que nunca gracias a estos remedios naturales rápidos y sencillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...