Cómo funciona un lavavajillas

Revelamos uno de los secretos de la cocina para los más curiosos, y es el de cómo funciona un lavavajillas realmente. ¿O acaso nunca os habéis planteado la cuestión de qué pasará por dentro de un electrodoméstico que se ha vuelto en un esencial de toda cocina? Probablemente muchos no os lo hayáis preguntado nunca, pero como sabemos que también hay mucho interesado en saber lo que se cuece dentro de los electrodomésticos suelto, vamos a echaros una mano y resolvemos vuestras dudas.

Y es que, seguramente, jamás imaginarías lo que ocurre con tu vajilla tras la puerta de 60cm que cerramos con tanto placer por no tener que ponernos a fregar. Pues ahora, os invitamos a pasar a conocer todos los detalles de uno de los electrodomésticos estrella del hogar. 

Cómo funciona un lavavajillas


Aunque existen multitud de modelos de lavavajillas, la mayoría son iguales por dentro y contienen los mismos elementos, por lo que el funcionamiento del lavavajillas es idéntico o muy parecido.

En el momento en que ponemos en funcionamiento un lavavajillas en su interior ocurre básicamente estos pasos:

-    Llenado. El primer paso del funcionamiento de un lavavajillas, es llenar de agua un espacio  en la parte inferior.

-    Calentamiento. Mediante resistencias calienta el agua acumulada en el paso anterior para una mayor eficiencia del lavado.

-    Detergente. A continuación se añade el detergente cargado en el lavavajillas, ya sea en forma de gel, polvos o pastilla. El propio lavavajillas va administrándolo convenientemente durante todo el proceso de lavado.

-    Proceso de Lavado. En el interior del lavavajillas encontramos unos brazos que girarán expulsando una mezcla de agua y detergente con fuerza para eliminar la suciedad de nuestra vajilla.

-    Vaciado de agua. En este paso se vacía todo el agua utilizada durante el lavado.

-    Enjuague de la Vajilla. Se vuelve a llenar el deposito de agua y se vuelve a calentar, ahora se realiza el aclarado de la vajilla y se limpia por completo.

-    Vaciado. Se vacía el agua utilizada en el aclarado y se secan los platos. El secado puede ser gracias al calor de los propios platos o algunos incluyen una fase en que las resistencias calientan el aire para facilitar el secado.

Cómo podemos ver, el funcionamiento del lavavajillas es muy simple, los electrodomésticos de nuestro hogar tienden a ser sencillos y fáciles para todas las edades así que cómo poner el lavavajillas es una tarea que puede realizar cualquiera en nuestro hogar.

¿Y no se merece tu lavavajillas una recompensa por facilitarte la tarea de lavar tu vajilla mientras tú te relajas en el sofá? Para el correcto funcionamiento de nuestro lavavajillas, y si queremos que nos dure muchos años, controla los niveles recomendados por el fabricante de sal y abrillantador.  Aunque no lo imaginemos, la dureza del agua de cada zona influye sobre las funciones del lavavajillas. Este mantenimiento es muy fácil y, hoy en día, es probable que el propio lavavajillas incluya un moderno sistema de indicadores LED, que nos avisarán de cuando tienes que rellenar los depósitos.
Otro punto importante, si queremos que el lavavajillas cumpla sus funciones como el primer día, es su limpieza. En una ocasión hablamos sobre formas rápidas y efectivas de limpiar tu lavavajillas.

Vistas todas las fases del funcionamiento de un lavavajillas, si tienes dudas sobre el funcionamiento de tu lavavajillas, la guía del propio fabricante suele tener la información que necesitas.

Te invitamos a que eches un vistazo a los últimos modelos de las mejores marcas de lavavajillas que han incorporado nuevas funcionalidades (como el modo de lavado nocturno de Balay) en nuestra tienda de electrodomésticos online.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...