Cómo organizar la nevera por dentro

Guía para dummies de cómo organizar la nevera por dentro: 

¡Llega un artículo fundamental para la que viene con los banquetes navideños! La guía más práctica y sencilla para organizar la nevera por dentro, de forma que ganemos espacio y mantengamos los alimentos lo más fresco posible. Y es que el frigorífico se trata de uno de los electrodomésticos más útiles, tanto en nuestra cocina como en nuestro hogar en general. Asimismo, es uno de los que más sufren durante las fiestas con toda la cantidad de comida que intentamos guardar por encima de sus posibilidades.

Por ello hoy vamos a darte nos consejos prácticos para organizar tu nevera, y verás que no es cuestión de espacio, sino de organización. 
como organizar la nevera por dentro


A la hora de comprar una nevera, veremos que por dentro está compuesta por diferentes compartimentos, que utilizaremos para separar el tipo de comida según necesite una zona más fresca o no. Además, ordenarla no solo es una práctica fundamental para nuestra salud y nutrición, sino que también hace más fácil el hecho de que, de un solo vistazo, podamos saber qué hay que comprar y que no.

Esto es algo vital para que la temperatura se distribuya de forma equitativa. Para empezar, en la parte superior del frigorífico deben colocarse los alimentos más frescos, como son los lácteos (leche, yogur, quesos, mantequilla), de forma que el aire frío les llegue más directamente y que no pierdan sus propiedades. En la puerta, lo más recomendable es colocar los aderezos, las conservas, las mermeladas y, por supuesto, las bebidas que estén abiertas, de manera que el frío no les afecte demasiado y que aguanten durante más tiempo.

Por otro lado, hay que decir que lo que sugerimos para colocar en la parte inferior del frigorífico es la carne, el pescado, el fiambre y los embutidos. Todos estos alimentos deben ir siempre con tapa para evitar que los líquidos se derramen. También podremos observar que las neveras disponen de cajones, donde irán las frutas y verduras, aunque solo en el caso de que el congelador esté situado en la parte superior del frigorífico. Esto es así porque, aunque parezca mentira dentro de una nevera, las hojas verdes de los vegetales pueden llegar a quemarse con el frío, así que, cuanto más lejos de esta zona, mejor.

Otra cuestión es tener en cuenta la fecha de caducidad de los alimentos, pues será recomendable colocar los que caducan antes delante y más a la vista que los que lo hacen después. En definitiva, unos claros consejos que todos deberíamos saber para la organización de la nevera son:

-    No llenarla del todo para no dejar que los alimentos toquen las paredes o puertas.
-    Guardar las sobras en recipientes.
-    Ordenar cada vez que se llega de hacer la compra.
-    Etiquetar los alimentos.
-    Limpiarla una vez al mes, como mínimo.
-    Cambiar los envases de plástico por los de vidrio para no alterar el sabor de los alimentos.
-    No colocar en la nevera los tomates, patatas ni cebollas.
-    Guardar las verduras en bolsas con agujeros para que respiren.
-    Repartir la comida según las zonas específicas según sus requerimientos.

Hoy en día, los mejores fabricantes de frigoríficos nos facilitan la vida porque añaden nuevos compartimentos, como es el cajón con el sistema hyper fresh plus con energías telescópicas, que tiene la ventaja de conservar los alimentos el doble de tiempo y que, además, tienen un control de humedad para frutas y verduras. Este es, por ejemplo, el caso de los electrodomésticos Siemens. Y, aunque hayamos destapado algunos de los trucos principales, es verdad que cada marca de frigoríficos tiene algún extra que nunca está demás conocer, así que siempre animamos a leer las instrucciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...