Cómo limpiar una nevera a fondo y rápido

¿Conoces el refrán noches alegres, mañanas tristes? Pues eso mismo ocurre con las fiestas de Navidad, después de unos intensos días de reuniones familiares y copiosas comidas, toca limpiar la casa a fondo, especialmente la cocina. En anterior post, ya hemos hablado de cómo limpiar hornos y otros electrodomésticos, y hoy le toca el turno a nuestro gran aliado, el que nos conserva la comida y nos enfría la bebida, tengamos la temperatura que tengamos en el exterior, el frigorífico, el gran héroe en estas fechas. 

como-limpiar-una-nevera-a-fondo-y-rapido

¿Te da pereza? Lo entendemos. Seguramente nunca hayas limpiado bien tu nevera, pero es una parada obligatoria si quieres mantener tu frigorífico en perfecto estado. La suciedad no solo estropea los electrodomésticos, también provoca malos olores y puede llegar a causar intoxicaciones alimentarias. Si cuando abres el frigo, tu primer pensamiento es: ¡Esta nevera da miedo! Entonces este artículo es para ti. Electrobuy te trae unos prácticos trucos de cómo limpiar tu frigorífico en nueve sencillos pasos:

1.    APAGA LA NEVERA.
Así ahorras energía mientras la limpias. Si tienes un frigorífico convencional (FROST) ten a mano trapos, ya que puede soltar agua al descongelarse.

2.    VACÍALA.
Es el momento de tirar todos los alimentos que tengas caducados, no te lleva a nada seguir almacenándolos. Al sacar los alimentos intenta no romper la cadena de frío, para ello puedes guardar los productos en una nevera portátil, por ejemplo.

3.    LIMPIA LAS JUNTAS DE LAS PUERTAS.
Sí, hay que hacerlo. Es una de las zonas donde más suciedad se acumula y se corre el riesgo de que las gomas se pudran. Con la mezcla de agua y vinagre debería ser suficiente para dejarlas limpias, pero si la grasa se resiste, siempre puedes usar lejía diluida en agua y frotar con energía.

4.    QUITA TODOS LOS ESTANTES, CAJONES, BALDAS…
Y todas las partes que se puedan desmontar del interior del frigorífico, y por supuesto, friégalas. Si con agua y jabón no quedan del todo limpias, puedes usar vinagre o un limpiador específico para ello. 

5.    LIMPIA EL INTERIOR.
Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sosa en un litro de agua caliente y con un trapo desinfecta el interior de tu nevera. También se puede utilizar vinagre o limón en vez de bicarbonato, si lo prefieres. Cuando hayas terminado, no te olvides de pasar un trapo seco o papel de cocina.

6.    LIMPIA EL CONGELADOR.
Puedes hacerlo con la misma mezcla de agua y bicarbonato. Si tienes un frigorífico convencional y se han formado placas de hielo, nunca utilices objetos punzantes para quitarlos, ya que puedes dañar el electrodoméstico.

7.    LIMPIA EL EXTERIOR.
Quita todas las fotos, dibujos y demás elementos decorativos que tengas puestos en la puerta y pasa un trapo mojado en agua y vinagre. Cuando consideres que está suficientemente limpia, pasa otro trapo seco.

8.    LA BANDEJA DE DRENAJE.
Seguramente esto te suene a chino, pero la mayoría de los frigoríficos tienen una bandeja en la parte de abajo, donde se acumula el líquido que va soltando el electrodoméstico. Es importante limpiarlo para que no provoque mal olor. Si hasta ahora no lo habías hecho… ¡Ponte guantes! Esta parte la puedes fregar con agua y lejía.

9.    DESCUBRE LA PARTE TRASERA.
Otra sorpresa que tu nevera te dedica: en la parte trasera están las bobinas que acumulan mucho polvo, si no se limpian con frecuencia puede dañar su buen funcionamiento. 

¿Te ha resultado sencillo? Pues esta operación debes de repetirla cada dos o tres meses, para que sea eficaz durante más tiempo. Y ahora que has descubierto una nueva manera de relacionarte con tu nevera, quizás quieras empezar de cero con ella y actualizarla. En nuestra tienda online podrás encontrar las marcas más punteras en frigoríficos, con unos diseños tan especiales que no querrás dejar de limpiarlos, ¿te atreves?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...