Recetas vegetarianas

Recetas vegetarianas fáciles: solo los mejores platos

Hoy hacemos las mejores recetas vegetarianas para el mes de la conciencia veggie, ¿te animas a descubrir las más fáciles?

Octubre viene marcado por un acontecimiento importante, ¿sabes cuál es? Es el Mes de la Conciencia Vegetariana, donde se invita a reducir el consumo de carne y pescado en pro del consumo de verduras, legumbres, semillas y frutas. Un estilo de vida, más que una moda, que está muy extendido.
En 1977 la Sociedad Norteamericana del Vegetarianismo empezó a promover los beneficios de una vida vegetariana, tanto a nivel ético, como ambiental, humanitario y para la salud y una alimentación mucho más saludable.

Para que la dieta vegetariana sea realmente sana debe contener:
•    Grasas saludables
•    Verduras
•    Cereales ricos en fibra
•    Fruta
•    Carbohidratos
•    Proteína magra.

 Llevando una dieta equilibrada y nutritiva, los beneficios que comenzaras a sentir serán casi inmediatos:
•    Mejora el ánimo
•    Baja el riesgo de padecer enfermedades de corazón, diabetes y obesidad, entre otras dolencias. 

Estos alimentos además de ser menos tóxicos para la salud, mejoran el rendimiento físico, aumenta la vitalidad y se notará en nuestro bolsillo, ya que, por lo general, son alimentos menos costosos.

Te proponemos un menú veggie, fácil de hacer en tu cocina y con el que sorprenderás a tus invitados. ¿Empezamos a cocinar? 

recetas-vegetarianas-faciles-solo-los-mejores-platos

PRIMER PLATO: GAZPACHO DE AGUACATE
Nuestra primera receta vegetariana es ideal para los que les gusta la cocina tradicional, pero a la vez, les gusta innovar.

INGREDIENTES:

-    3 aguacates
-    1 pimiento verde
-    1 pepino
-    1 tomate
-    1 cebolla o puerro
-    Agua, aceite de oliva, vinagre y sal

MANOS A LA OBRA…
Trocea todos los ingredientes en cuadrados y bátelos bien hasta conseguir una crema fina. Es importante que no queden grumos, para ello deberás contar con una buena batidora.
Ve añadiendo la sal, el vinagre y un poco de aceite sin dejar de batir. 

Añade agua dependiendo de si te gusta más o menos espeso. Una vez conseguida la textura deseada, mételo en la nevera para que se enfríe y ¡listo!

SEGUNDO PLATO VEGETARIANO: DADOS DE CALABAZA AL PESTO
Porque después de un plato frío, apetece otro caliente, te proponemos una receta sin carne muy original con la que te convertirás en el rey o reina de los fogones. 

INGREDIENTES:

-    Una rodaja grande de calabaza
-    50 gr de queso padano o parmesano, al gusto
-    100 gr de anacardos crudos
-    100 gr de nueces peladas
-    200 gr de albahaca fresca
-    2 dientes de ajo
-    Vino blanco
-    Aceite de oliva virgen y sal

MANOS A LA OBRA…

Lo primero que vamos a hacer es preparar el PESTO:
o    Calienta el horno a 170º y hornea los anacardos. Ve controlándolos hasta que queden dorados, no quemados. La mayoría de los hornos que puedes comprar en la tienda online de Electrobuy cuentan con un reloj programable.  Cuando estén listos, sácalos y déjalos enfriar. 

o    Mete las nueces y los anacardos en la picadora durante 30 segundos. Después añade la albahaca, el ajo, dos cucharadas generosas de aceite, sal y sigue triturando. Cuando la masa se haga una pasta, agrega el queso troceado. El espesor de la salsa dependerá de la cantidad de frutos secos que pongas, si te gusta densa añade más, y si la prefieres más ligera agrega más aceite o incluso agua.

o    Cuando esté en su punto, métela en la nevera para enfriar, siempre tapada y con una cobertura de aceite, para su mejor conservación. Así puede aguantar dos o tres días. 

Para hacer esta receta es fundamental una picadora. Quizás no sea el electrodoméstico más común en una casa, pero después de probar esta deliciosa receta, querrás hacerla continuamente y la picadora se convertirá en imprescindible. Es una gran inversión a un precio muy económico.

Una vez hecho el pesto, pela la calabaza y trocéala en pequeños dados. Echa una cucharada de aceite en una fuente, junto con un chorro de vino blanco y especias al gusto: te proponemos orégano, romero, curry y sal, pero puedes poner las que más te gusten. Mezcla bien el aliño e introduce los dados de calabaza. 

Calienta el horno a 170º, en la opción de hornear en la parte superior e inferior. Mete la calabaza unos 30 o 40 minutos, hasta que se dore. Cuando esté lista, sácala y pon el pesto por encima. Puedes decorar este plato poniendo unas tiras de endivias a los lados y sírvelo rápido, para que no se enfríe.

POSTRE: MUFFINS DE CALABAZA CON CORAZÓN DE CHOCOLATE
Porque a nadie le amarga un dulce y si es un postre vegetariano, menos aún. Te proponemos un postre para corazones tiernos y apasionados al chocolate. ¿Podrás resistirte a esta explosión de sabores?

INGREDIENTES PARA EL MUFFIN:
-    200 gr de puré de calabaza asada
-    Un plátano maduro
-    2 huevos ecológicos
-    300 gr de harina integral de espelta, trigo integral o sarraceno
-    180 gr de panela o azúcar moreno
-    2 cucharadas de café de levadura de repostería
-    1 cucharada de canela y de nuez moscada
-    120 gr de aceite de coco virgen
-    Un poco de sal
-    Toppings de chocolate o coco, lo que prefieras para la decoración. 

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:
-    100 gr de almendras y cacahuetes crudos
-    1 cucharada de cacao raw en polvo
-    2 cucharadas de sirope de agave
-    3 cucharadas de leche vegetal

MANOS A LA OBRA…

Mete los frutos secos al horno, a 170º, hasta que se doren. Cuando estén tostados, bátelos hasta conseguir una textura cremosa. Añade el resto de ingredientes que hemos comprado para el relleno y bátelos. Tiene que quedar una cremosa pasta de chocolate.

Cuando esté preparado, pela y corta en dados la calabaza. Introdúcela en el horno a 180º  durante unos 20 o 30 minutos, hasta que quede tierna y dorada. Cuando veas que ya está en su punto, ponla en un recipiente junto con el plátano y bátela hasta hacer un puré. 

En un cuenco, bate con unas varillas el azúcar y los huevos, hasta que aumenten su tamaño al doble. Cuando lo tengas, ve añadiendo poco a poco el aceite y el puré hasta que quede una masa uniforme.
Después añade la mezcla de harina, levadura, canela, nuez moscada y sal, que previamente has debido de hacer. Únelo bien todo, te ayudará utilizar una espátula o una cucharada de madera. 

Para poder hacer los muffins, te recomendamos que compres una bandeja para horno específica para ello. Engrásala bien con aceite y en la base de cada hueco por una cucharada de masa, en el centro un poco de la crema de chocolate que hemos hecho para el relleno, y vuelves a cubrir con la masa de los muffins. Ten cuidado que no se salga de los huecos. 

Cuando hayas terminado, puedes decorar con los toppings elegidos mientras precalientas el horno. Cuando veas que todo está listo, mete tu dulce en el horno a 170º unos 12 minutos. 

Una vez que se enfríen ¡podrás saborear este delicioso postre!

Como te habrás podido dar cuenta, el electrodoméstico fundamental para todas estas recetas es el horno. Si no cuentas con uno, tu actual horno lo quema todo o no calienta, ¡es hora de cambiarlo! Pasa a echar un vistazo a nuestros mejores hornos, útiles, económicos y se adaptan a todas tus necesidades. 

Ya te hablamos de los beneficios de tomar smoothie, así que si quieres darle un toque de distinción a tu menú, te proponemos una receta para paladares poco ortodoxos: 

SMOOTHIE DE COLIFLOR Y ARÁNDANOS

INGREDIENTES:
-    1 puñado de árboles de coliflor
-    Arándanos
-    1 plátano maduro
-    1 manzana golden
-    200 ml de leche de coco
-    2 dátiles tiernos
-    1 rodaja de jengibre fresco
-    1 cucharada de café de polvo de Baobab
-    Un chorrito de agua mineral

MANOS A LA OBRA…
Bátelo todo bien hasta que quede una crema consistente. Si no te gusta tan espeso, puedes añadir más leche de coco o agua. Debes servirlo al momento para que no pierda las propiedades.
Para que quede más fresquito, congela previamente la coliflor y el plátano (en rodajas) y verás ¡qué delicioso!
Porque comer verde y sano es fácil y muy beneficioso, te proponemos que un día te atrevas con estas recetas vegetarianas y disfrutes de este menú sin carne.
¡Qué aproveche!

Mal olor lavavajillas

¿Cómo eliminar el mal olor de tu lavavajillas?

¿Qué ocurre si el mal olor del lavavajillas ya está allí?  Una limpieza intensiva, pero sin derramar ni una gota de sudor gracias a nuestro consejo experto rápido y fácil.

Todos agradecemos que nos cuiden en un momento dado, al igual que nosotros cuidamos, porque es nuestra manera de expresar lo mucho que apreciamos al otro, ya sea una persona, un animal, una planta o un electrodoméstico. Sí, sí, has escuchado bien. ¿Quién no adora a su friegaplatos? Será que no conoces todas las ventajas de tener un lavavajillas.
Eliminar el mal olor del lavavajillas en casa

Todo lo que queremos necesita de nuestros cuidados, y este electrodoméstico no iba a ser menos. Solo hace falta prestarle un poco de atención para ver que él mismo nos manda señales cuando necesita mayor consideración. Pero con las prisas, el no parar del día a día, y el ajetreo que se monta especialmente antes de irnos de vacaciones, es fácil olvidarnos de él, y eso puede ocasionar grandes problemas, entre ellos, que el mal olor del lavavajillas inunde nuestro hogar

Hoy vamos a explicar los motivos por los que tu lavavajillas puede oler mal, cómo prevenirlo y, si el mal ya está hecho, cómo eliminarlo. Una guía que te será muy útil y que tu electrodoméstico te agradecerá:

¿Por qué mi lavavajillas huele mal?

Si abres tu lavavajillas y éste, en vez de recibirte con olor a detergente, suelta olor a cloaca, te está advirtiendo de que algo no va bien.

Este mal olor puede deberse a:
-    Que en el fondo del electrodoméstico hayan quedado restos de comida y se estén corrompiendo.
-    Que el filtro no esté limpio. Limpiarlo periódicamente te librará de tener que desatascarlo cuando sea demasiado tarde.
-    Que el drenaje esté obstruido.
-    Que se haya acumulado humedad y moho.


¿Cómo evitar el mal olor?

Aunque parezca básico, es fundamental no acumular platos sucios en su interior, ya que, con este hábito nada inusual, lo único que se consigue es tener un criadero de bacterias responsables del mal olor. Asqueroso, ¿no?

Puedes evitarlo obligando a los comensales a rebañar completamente el plato o enjuagando la vajilla antes de meterla en el lavavajillas. 

La función de media carga y de prelavado, que puedes encontrar en casi todos los lavavajillas, te serán de gran utilidad. Échale un vistazo a los símbolos más comunes del lavavajillas.

Si tienes platos que limpiar, pero no los suficientes como para una carga completa, utiliza el primer programa. Si el problema es que no tienes tiempo para poner el friegaplatos, activa la función de prelavado, así evitarás malos olores hasta que lo puedas poner en marcha.

Cuando finalice el lavado, abre la puerta y deja que se airee tanto el electrodoméstico como los platos. Con este sencillo gesto conseguirás que la vajilla se seque más deprisa y que no se acumule humedad y moho en el interior del lavavajillas. ATENCIÓN: Abre la puerta completamente, nada de dejarla a medias porque así debilitas las gomas con el vapor caliente que se sale.

Una vez limpiada la vajilla y vaciado el friegaplatos, comprueba que no han quedado restos en su interior. Si es así límpialo, que no te de pereza porque puede ser un foco de infección.

Al igual que tú te duchas todos los días, es importante que a tu electrodoméstico le des un agüita de vez en cuando. No esperes que haya mal olor dentro del lavavajillas y dale un repaso a la puerta, las paredes interiores y las juntas cada cierto tiempo. Además, es recomendable limpiar los filtros cada tres meses y los conductos una vez a la semana.

Si estás preparando un viaje largo, además de preocuparte de cómo dejar la luz, el agua, e incluso el frigorífico, acuérdate también del lavavajillas. Es un buen momento para aprovechar a desinfectarlo íntegramente, utilizando un producto especial y activando la función de limpieza automática. Deja la puerta abierta hasta tu vuelta, para evitar la acumulación de humedad.

El hedor está aquí: cómo acabar con él

Pero ¿qué ocurre si el mal olor ya ha hecho acto de presencia?  Pues que habrá que ponerse manos a la obra y organizar una limpieza intensiva. No sufras, no hace falta derramar ni una gota de sudor si sigues los consejos expertos de cómo limpiar el lavavajillas rápido y fácil.

Aunque existen numerosos productos en el mercado que ayudan a desinfectar, hoy vamos a apostar por los remedios caseros para acabar con el mal olor: 

-    En la cesta de los cubiertos introduce cáscaras de limón o naranja y retíralas cuando termine el lavado.
-    Colocar media taza de bicarbonato sódico al fondo, ayuda a eliminar los olores.
-    En la bandeja superior del lavavajillas, pon una taza con vinagre blanco destilado. Selecciona un programa completo y verás cómo, al iniciar el lavado, el vinagre será despedido por todo el lavavajillas, favoreciendo una completa desinfección. Por supuesto, haz esto con el electrodoméstico vacío.

¡Ahora ya puedes presumir de tener el lavavajillas sin malos olores y más limpio que una patena!

Black Friday electrodomésticos

Comprar electrodomésticos en Black Friday

Ahorra al máximo en Black Friday con la compra de tus electrodomésticos.

¿Por qué se llama Black Friday?
Todos hablamos del Black Friday como algo cotidiano, pero ¿sabemos realmente lo que es? Su origen es anglosajón y coincide con el Día de Acción de Gracias, que se celebra el cuarto viernes de noviembre. 
ahorra-al-maximo-en-black-friday-con-la-compra-de-tus-electrodomesticos

En los años 50 se empezó a denominar como “viernes negro” a este día porque un gran número de trabajadores enfermaban para no tener que ir a trabajar y hacer puente. En los 60, lo llamaban así los policías, ya que el sábado después de Acción de Gracias se celebraba un partido importante en Filadelfia, que traía el fervor futbolístico pero también el caos y la delincuencia a la ciudad.

Algunos pequeños comercios decidieron aprovechar la afluencia que congregaba este deporte y comenzaron a poner descuentos, promociones y ofertas en sus tiendas, lo que repercutió muy positivamente en sus cuentas. Poco a poco, esta idea se fue extendiendo a todo EEUU y, posteriormente, a todos los continentes.

Tal es la importancia que ha ido adquiriendo el Black Friday que se ha ido extendiendo a más marcas y plataformas. Cada vez empieza antes y ha pasado de durar un día a casi un mes, pero ¡OJO! este año comienza el 23 de noviembre.

Comprar electrodomésticos el Black Friday
Las mejores ofertas suelen estar en:
•    La tecnología
•    Electrodomésticos
•    Moda

También en otros sectores menos comunes como en alimentación, agencias de viajes, cadenas hoteleras y restaurantes. El descuento medio es de un 30% pudiendo llegar a encontrarse hasta un 70%.

En estas fechas podemos encontrar auténticas gangas, pero también puedes dar con alguna que otra estafa, ya que no siempre es oro todo lo que reluce.

Por eso, una guía de cómo comprar y, además acertar en tus compras del Black Friday:

1.    Qué comprar en Black Friday

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que las verdaderas ofertas las vas a encontrar en los productos de alta gama. Por muy alta que sea la rebaja, en un pantalón de 30 euros poco se va a notar. Por eso es importante aprovechar a comprar aquellas cosas que en otro momento sería inviable. 

Ahora que se acercan las lluvias y los sorprendentes descuentos, es el momento de comprar ese lavavajillas al que le habías hecho ojitos pero que se te escapaba del presupuesto.

2.    Sé organizad@

Te recomendamos que, en vez de lanzarte a las compras sin control, hagas previamente una lista con lo que verdaderamente necesitas. 

•    ¿Tienes pensado comprar un frigorífico nuevo? ¿Sabes qué diferencias hay entre el Frost y No    Frost?
•    ¿La lavadora centrifuga mal y te rompe la ropa

Infórmate antes para estar listo en el momento de ver la oferta ideal.

3.    Ponte un presupuesto tope

Debes de marcarte cuánto dinero te quieres gastar, ser estrict@ y cumplir con ese presupuesto. Así evitas las compras compulsivas y facturas impagables.  Pero no te preocupes, que recortar de presupuesto no significa recortar en calidad. En tiendas online como Electrobuy puedes llevarte primeras marcas de electrodomésticos a precios muy económicos.

4.    Compara

Nadie dijo que encontrar una ganga  fuera fácil, así que para que no te tomen el pelo debes hacer un trabajo de fondo desde ahora mismo. 

Cuando tengas claro qué comprar, haz un seguimiento de su precio en diferentes tiendas. Así, cuando lleguen las rebajas, sabrás si se han inflado los precios y la rebaja no es para tanto o si verdaderamente merece la pena.
 
5.    Compra en sitios seguros

Si vas a comprar online este Black Friday, verifica siempre dónde lo vas a hacer y si la vía de pago es segura. Busca el sello de “confianza online”.

6.    Los carteles claros

Para evitar abusos, junto al precio rebajado, siempre deben poner el inicial, el porcentaje de la rebaja o las dos cosas.

Durante las rebajas, la calidad y las garantías no deben menguar y la devolución debe ser en las mismas condiciones. Las marcas tienen la posibilidad de cambiar alguna política de empresa pero deben avisarlo de manera clara y visible.

7.    Aprovecha para comprar los regalos de Navidad

Con el Black Friday arranca la temporada de compras navideñas, para que los regalos salgan por un precio inferior que si los compramos a última hora.
¿Te has planteado hacer este año regalos diferentes y originales? ¿Por qué no comprar a tu hermana esa plancha de pelo que tanto desea o esa licuadora que a tu amigo le haría tanta ilusión? ¡En nuestra tienda online podrás encontrar multitud de buenas ideas!


8.    Has visto una oferta, ¡LÁNZATE!

Si después de analizar durante semanas los productos que quieres adquirir, ves una oferta sugerente, no te lo pienses ¡compra! A veces las ofertas duran poco tiempo. Especialmente en el caso de los electrodomésticos en Black Friday, las existencias se agotan en un abrir y cerrar de ojos.

No desaproveches oportunidades, pero tampoco te dejes engañar por ofertas desorbitadas, así tus compras serán todo un éxito.
¡Feliz Black Friday!

Comprar o reparar vitrocerámica

7 indicios de que debes comprar y no reparar tu vitro

¿Cómo decidir si comprar o mejor reparar la vitrocerámica? Te queremos ayudar si estás ante el dilema. 

 A veces los cambios son difíciles, y nos resistimos a ellos por miedo, pena o porque creemos que ya nada será lo mismo. Es indiscutible que a lo largo de estos años has compartido muchos momentos con tu vitrocerámica: platos creativos que han resultado ser poco comestibles, cenas con amigos improvisadas en el último momento, algún que otro susto por paños olvidados en la placa… Tu vitrocerámica ha cocinado con el mismo cariño para dos que para treinta. En su superficie lo ha vivido todo, y tú con ella, pero ¿cuándo es el momento de renovarla y darse por vencido en costosas reparaciones?

Cuando reparar vitrocerámica o comprar una vitro nueva

Razones para comprar una nueva vitrocerámica vs. repararla

Ya sabemos que tienes dudas, y más si el cambio implica costes extras como es comprar una nueva, pero hay unos indicios que demuestran que tu vitro te está abandonando:

1.    No cuenta con las últimas prestaciones, como es el bloqueo temporal de control, la función memoria o el indicador de calor residual. 

2.     El cristal está tan rayado que ni con el mejor producto ni mantenimiento consigues ver los marcadores. 

3.    El cristal tiene roturas y el uso de la placa resulta peligroso.

4.    La vitrocerámica no enciende. Empieza a fallarte algún fogón o hay problemas en el encendido por fallos mecánicos. 

5.    Si tienes cuatro fogones, cuando con tres es más que suficiente, o solo tienes dos y necesitas una vida para cocinar todo.

6.    Cuando, por problemas en los circuitos, se apaga sola y/o da pequeñas descargas

7.    Cuando no hay garantía de que te vaya a durar ni unos meses el arreglo, y el coste de la mano de obra. La reparación sale más cara que comprar una nueva.

Si sientes que tu placa cumple varios de estos puntos, debes de reconocer que tu vitrocerámica está obsoleta, y entre repararla o cambiarla, nosotros siempre vamos a recomendarte lo segundo.

Cambiar placa vitrocerámica

Te vamos a explicar cómo cambiar tú mism@ la placa, para que ahorres el dinero del instalador y te merezca aún más la pena este cambio en tu cocina:

Paso 1: mide bien el espacio con el que cuentas
Lo primero que debes hacer es comprobar las medidas de tu vitrocerámica, para ver con qué espacio cuentas para colocar la nueva. También hay que examinar que las conexiones sean las mismas y que contamos con enchufes suficientes. 

Paso 2: desenchufa la corriente
Antes de tocar nada, debes asegurarte que no llegue electricidad a la cocina. 

Paso 3: retira la vitrocerámica antigua
Verás que alrededor de la placa hay una tira de silicona, que se usa para encajarla en el hueco de la encimera. Con la ayuda de unas tijeras, destornillador o cualquier  objeto con punta, debes retirarla. Una vez quitada toda la silicona, comprueba si la vitro está fijada al mueble o no.

•    Si no lo está… Es la opción más sencilla. Solo tienes que tirar de ella y desconectar todos los cables que estén enchufados.

✎ Antes de quitarlos intenta hacer una foto o memorizar como están puestos. Te ayudará a la hora de conectar la nueva placa. 

Si tiene pinzas de sujeción, desengánchalas también. 

•    Si está fijada… Complica un poco el trabajo, pero nada que no puedas superar. Quita todos los tornillos que la sujeten. Desconecta los cables y pinzas como te hemos explicado anteriormente, y ¡ya lo tienes!

Paso 4: da la bienvenida a tu nueva vitro

No te asuste porque colocar una vitrocéramica es un paso que, aunque a priori parezca complicado, es más sencillo de lo que seguramente creas.

Si has medido bien y el hueco con el que contamos tiene el mismo diámetro que la placa nueva, solo tienes que colocarla en el espacio y, si va fijada, poner los tornillos. Posteriormente debes hacer las conexiones: colocar las pinzas de sujeción y enchufar el cableado (se suele usar cable de 6 mm)
¿Qué pasa si la vitro nueva es más grande que el espacio que ha dejado la antigua?
Pues que tendrás que agrandarlo. Si tu encimera es de aglomerado, con una sierra de calar y mucho cuidado, da un corte seco y limpio para agrandarlo será suficiente. Una vez que tengas las medidas adecuadas, sigue la explicación anterior de cómo colocarla.

Si tu encimera es de mármol, mejor llama a un profesional para que haga el corte y adecúe el espacio, ya que es un material difícil de trabajar. 

Si ya te has decidido a cambiarla, pero no tienes claro si comprar una placa de inducción o una vitro, el misterio ya está resuelto. Si ya te has decidido por una vitro, te invitamos a pasar por nuestra tienda online, donde puedes encontrar una amplia gama de vitrocerámicas, siempre al mejor precio y con la mayor garantía.

Cómo degustar un vino

Aprende a beber y degustar el vino en casa correctamente

Septiembre dedica sus días a celebrar algo muy especial: ¡la vendimia! ¡Oh adorado vino, ven a nosotros! Y hoy daremos las claves para degustar el vino como se merece.

Llega septiembre, el mes más esperado por las bodegas y los expertos catadores ¿por qué? Porque es el mes de la vendimia. Ya, ya sabemos que tú no eres un profesional del vino, pero como aficionado hay unos trucos que debes conocer para no desentonar en una cata de vino, ya que éste bendito líquido ha sido, es y será, el invitado principal de todos los eventos históricos.

Si la reunión se va a realizar en tu casa, estos consejos te ayudarán para que todo salga fetén si te animas a hacer una cata de vinos en casa.

como guardar correctamente el vino en casa y degustarlo

Cómo elegir el vino a degustar: innova

¿Has escuchado alguna vez la frase ensayo-error? Igual de importante es dejarse aconsejar por críticos, como interesante es atreverse a probar marcas que no sean tan conocidas, pero que te llamen la atención. Déjate llevar por tu propio criterio, por tus gustos: ¡arriesga!

Dónde se guarda el vino

Es fundamental saber cómo guardar correctamente el vino en casa, para que, a la hora de consumirlo, puedas disfrutarlo y no tirarlo, porque se haya convertido en un líquido imbebible. Ya hemos hablado de ello, pero nunca está de más recordarlo. 

Hay falsas creencias sobre guardar el vino blanco y el tinto. Estos mitos son: “el vino blanco hay que servirlo muy frío” y “el tinto hay que servirlo a temperatura ambiente”. Pues como todo en la vida, siempre hay términos medios, y con esta bebida pasa lo mismo. 

-    Si lo sirves muy frío perderá aromas, sabores y matices.
-    Si lo sirves a temperatura ambiente puede que solo detectes el alcohol en vez de los matices que lo  caracterice. 

Lo normal es conservarlo a una temperatura constante entre los 12 y los 16 grados. Es importante que esté ubicado en una estancia donde la temperatura no varíe mucho, como es el caso del salón, que pasa de hacer calor a hacer frío en un golpe de aire acondicionado, o a hacer mucho calor si conectas la calefacción. 

Lo ideal es que el vino descanse en un lugar húmedo y a oscuras, ya que la luz puede alterar sus características. Además la estancia deberá tener una buena ventilación y a ser posible, que esté libre de olores, para que no se contamine y lo puedas degustar en su completo esplendor.

Por último, la botella siempre debe guardarse en horizontal.

Puede parecer una tarea demasiado ardua acondicionar el espacio para la conservación del vino, pero hay una opción mucho más sencilla: las vinotecas Es la mejor manera de conservar el vino en las mejores condiciones, siempre a la temperatura más idónea y en un espacio reducido. No te pierdas cómo elegir la vinoteca más adecuada

Cómo servir el vino
¿Vas a ser tú quién vaya a abrir la botella? Lo primero que tienes que tener presente es que el corcho debe salir sin dañar el vino. Por favor, evita eso tan típico de romperlo en mil pedazos, para que no caigan residuos en el líquido, que lo desvirtúen. No es agradable degustar un buen vino y encontrarse cuerpos extraños. 

Cuando esté fuera, huele el tapón. Si no huele a corcho, confirmarás que está en buen estado y que puede servirse sin miedo.

Copas de vino
Ni que decir tiene que está totalmente prohibido beber y mucho menos, servir, el vino en una copa de plástico. El vino siempre se debe servir en copa generosa de cristal. Como recomendación, las copas para vino tinto suelen ser más grandes que las del vino blanco, al tener que moverse más para poder respirar. Al igual que si cambias de vino, debes cambiar de vaso para que no se mezclen sabores. 

¿Cómo coger correctamente la copa de vino?

¿Crees que puedes coger una copa de vino de cualquier manera? Pues no, y además es un gesto que, igual a priori no tiene importancia, pero es  fundamental para saber quién entiende de vino y quién no llega ni a aficionado. No seas de éstos últimos y siempre toma la copa por el tallo. ¿El motivo? Que tu propia mano no caliente el vino, por mucho que cogerlo por el cáliz te resulte más cómodo, para poder degustarlo a su temperatura ideal, el esfuerzo merece la pena.

Momento de degustación del vino

Aprender a catar el vino es más complejo que guardarlo. Tengas más o menos conocimientos, nuestro consejo es que te dejes llevar a la hora de probar un vino. Sin presiones ni prejuicios, intenta descubrir sus aromas y matices, deja la mente en blanco y disfruta…

Pero si lo que quieres es disfrutar de esta bebida de primera mano, otra alternativa es ir a las Fiestas de la Vendimia de Montilla (Córdoba), declaradas Interés Turístico Regional. Más conocidas son las de Valdepeñas, también en este mes, o las Fiestas de la Vendimia Riojana, también conocidas como las Fiestas de San Mateo, en donde los eventos gastronómicos, la música y los desfiles de carrozas están asegurados. 

¡Feliz degustación!

Smoothie de sandía

Cómo hacer Smoothie de sandía (sin salir de casa)

El Smoothie de sandía es el rey de los postres veraniegos ¿quieres saber cómo prepararlo? No te lo pierdas …

Con el calor se nos antoja comer cosas ricas, dulces, frescas, hidratantes y, por supuesto, bajas en calorías, ¿una combinación que parece imposible? ¡Pues no lo es!

Receta casera de smoothie de sandía

Smoothie vs. batido


El smoothie se suele confundir con el batido e incluso con el zumo de frutas. Pero los que no ven la diferencia, tienen sus razones. La principal diferencia entre estos 3 es su textura.

Mientras que el zumo es muy líquido sin más ingredientes que su propia pulpa, el batido incorpora leche, yogur y otros elementos sólidos. Y entonces, ¿qué es un smoothie? Es un batido con algún ingrediente congelado. Así es como consigue una textura densa y espesa.

Los smoothies se han convertido en los últimos años en tendencia por ser una bebida deliciosa, rápida de hacer y sana. La variedad de sabores es infinita, depende de tus gustos y de tu creatividad para mezclar sabores.   

Una de las frutas por excelencia del verano es la sandía. Un smoothie de sandía, además de ser refrescante, cuenta con numerosos beneficios para la salud:

•    Tiene numerosas vitaminas y minerales que cuidan de nuestro corazón y controlan la hipertensión.
•    Es un perfecto diurético a la vez que tiene un alto contenido en fibra.
•    Ayuda en los estados de cansancio, debilidad o dolor muscular.
•    Es rica en antioxidantes y, al contener un 93% de agua y muy pocas calorías.
•    El smoothie de sandía es perfecto para adelgazar sin tener que renunciar al postre.
•    Buen ayudante para hidratar la piel.

Cómo preparar un smoothie de sandía


Por todo esto y porque nos encanta su sabor, te traemos las recetas de smoothie de sandía más frescas y sabrosas que puedas probar este verano. Y no solo. También te damos las herramientas necesarias para hacerlas, desde la forma más clásica a la más original y en menos de cinco minutos.
Receta de smoothie de sandía sencillo

Ingredientes:
-    Media sandía
-    Hielos

Cómo hacerlo:
Corta la sandía a la mitad y vacía media con cuidado de no romper la cáscara, porque nos servirá más adelante. 

1º Trocea media sandía y bátela bien. Para ello debes tener con una buena batidora, para que el resultado final sea el deseado y no deje trozos indeseados o grumos en la bebida.  Es fundamental que cuente con varias velocidades regulables y que tenga cuchillas aptas para picar hielo.

2º Después de batir bien, añade los hielos y, si quieres, edulcorante. Si la sandía está dulce te recomendamos no usarlo, pero en el caso de ser un goloso irremediable, échale panela, que siempre es más saludable.

3º Cuando esté listo, vierte la mezcla en la media cáscara que anteriormente hemos vaciado, añádele unas pajitas decorativas y espolvorea una pequeña cantidad de canela (al gusto). ¡Que aproveche!

Smoothie de sandía con menta o hierbabuena

Ingredientes:
-    Media sandía
-    Un vaso de leche
-    Un yogurt natural 0% grasa
-    Una cucharada de hojas de menta o hierbabuena
-    Una cucharada de panela o azúcar moreno en caña (opcional)

Cómo hacerlo:
1º Trocea la sandía previamente para que sea más fácil batir.

2º Ve añadiendo poco a poco el resto de ingredientes, hasta que se cree una mezcla cremosa. Para darle un gusto diferente y exótico, puedes añadir un poco de menta o de hierbabuena a tu smoothie, dejamos a tu elección el sabor que más te guste. 

3º Bate bien y cuando lo tengas, viértelo en una copa grande típica de helado. 4º Para decorar, puedes poner una hojita de menta o de hierbabuena, según lo que hayas usado para hacer el smoothie.
4º ¡Ahora ya puedes disfrutar de esta deliciosa bebida!

Smoothie de sandía y frutos rojos

Ingrediente:
-    Un cuarto de sandía
-    Dos puñados de arándanos
-    Un yogurt de frutos rojos
-    Medio vaso de leche

Cómo hacerlo:

Mezcla todos los ingredientes en un bol, conservando dos o tres arándanos. Bátelo todo bien, hasta obtener la mezcla deseada. 

Sirve en un bonito cuenco y pon por encima los arándanos que habíamos reservado. Si eres muy goloso puedes añadir una pequeña bolita de nata a un lado, espolvoreada con virutas de chocolate. ¡Será la delicia de tus comensales!

Smoothie de sandía y plátano

Ingredientes:
-    Dos rodajas de sandía
-    Un plátano (o melón, o cualquier la fruta que más te guste)
-    Medio vaso de leche
-    Una cucharada de panela o azúcar moreno de caña (opcional)

Cómo hacerlo:
1º Corta toda la fruta en trozos y ve batiendo poco a poco, a la vez que vas añadiendo la leche y la panela, si te gusta muy dulce.

2º Si prefieres una textura suave, o simplemente quieres que tu smoothie esté más fresquito, añade unos hielos y bátelo también. Esto puedes aplicarlo a cualquiera de los smoothie que anteriormente te hemos explicado. 

Ahora que ya sabes preparar delicioso smoothie, te habrás dado cuenta que contar con alimentos frescos y de calidad es fundamental para conseguir un resultado digno de un Chef. Además, cualquier cocinero que se precie, necesita rodearse de los mejores electrodomésticos, marcas de confianza y con la máxima garantía, como los que puedes encontrar en Electrobuy. 

Y un truco extra para hacer el mejor smoothie de sandía del verano. Presta especial atención a la presentación, porque no te engañes, comemos por los ojos y es en lo primero que nos vamos a fijar, así que busca unos vasos bonitos, sé creativo, no te pongas límites y ¡empieza a disfrutar de los sabores del verano!

Trucos para enfriar la cerveza rápido que no conocías

¿Necesitas enfriar una cerveza rápido, pero no sabes el tiempo que tarda en congelarse en el congelador?  Descubre los consejos que te salvarán del calor veraniego.

“Nace del lúpulo y cebada, y vive en la botella encerrada, puede ser morena o dorada, puede ser de trigo o cereza, para ser sincero sin rodeo digo, buena amiga es la cerveza”. Como bien dice Reneewn, la cerveza es la bebida por excelencia del verano “siempre fresca y helada”.

Hay infinitas clases de cervezas y mil maneras de servirlas, pero cuando vamos a tomar el aperitivo o estamos en una reunión de amigos y pedimos una caña, lo que esperamos es que nos la sirvan bien fría. ¿Qué la reunión es en tu casa y se te ha olvidado poner a enfriar la bebida protagonista? Ya no sirve de nada lamentarse de este error de novatos, lo que necesitamos son soluciones rápidas. En menos de una hora llegarán los invitados ansiosos de calmar su sed, y no precisamente con algo caliente. 

Trucos para enfiar la cerveza rápido

Por eso, hoy te vamos a dar unos trucos de cómo enfriar la cerveza rápido, rapidísimo y disfrutar de un buen trago fresco.

Enfriar la cerveza en la nevera


Nuestra primera opción para enfriar la cerveza es el frigorífico, es lo mejor y más natural para que poco a poco llegue a los grados ideales. Eso sí, debes tener una buena nevera que mime la bebida como se merece, y nunca te falle.

Si tienes espacio en la cocina, te sugerimos que instales un botellero para tus bebidas preferidas, estarán siempre listas y serás la envidia de tus amigos. 

Es muy importante que consigas la temperatura adecuada, ni más ni menos, ni caliente ni congelada, sencillamente ¡muy fría! Si no se puede dañar su sabor original.

Una rubia o Lager debe estar entre unos cuatro y cinco grados. 

La negra, al ser más consistente, hay que beberla entre los ocho y diez grados.

La Pale Ale puede llegar a los doce grados… Así, sí las puedes saborear.

Si no da tiempo…enfríala en el congelador


Si te has dado cuenta tarde que tienes invitados y que la bebida no está dentro de la nevera, ¡corre, al congelador! Calcula que deben de estar dentro una hora aproximadamente para que llegue a la temperatura idónea. El enfriado es fundamental para disfrutar de una buena cerveza. 

Y ¿cuánto tarda en congelarse una cerveza? Te dirás. Depende del congelador y de la temperatura a la que lo tengas. 

Tanto si metes latas, como si metes botellines de cristal, controla que no se congele y, lo que es peor, que no estallen, porque podrían ocasionarte daños en el congelador, además de un buen rato limpiando, así que… ¡No te olvides de ellas! Te recomendamos poner una alarma en el móvil (a más de uno le ha salvado de limpiar a fondo la nevera).

AGUA + SAL + HIELO = CERVEZA HELADA


¿Cómo? ¿No cuentas ni con una hora? Pues no hay problema, te vamos a dar una serie de trucos para enfriar la cerveza en menos de 15 minutos, ¡manos a la obra!

Necesitas un barreño, agua, sal y hielo. Mézclalo todo y mete la bebida dentro, la sal hace bajar la temperatura del agua, que mezclado con el hielo, que poco a poco se va derritiendo, conseguirás que en 15 minutos este líquido tan preciado este a la temperatura ideal. 

¿Quieres tardar menos aún? Cuanto más grueso sea el recipiente mejor conservará el fresquito y podrás mantener las cervezas frías sin nevera. 

Si además remueves con un palo, conseguirás ahorrarte 5 minutos más. ¡Prueba!

Enfriar cerveza con papel de cocina o servilletas mojadas


Otro truco exprés para cuando no tienes tiempo: envuelve la lata o botella en una servilleta o papel de cocina, mójalo con agua (dicen que si esa agua está mezclado con sal es más efectivo) y mételo en el congelador. ¡En 10 minutos o menos estará lista! Ten cuidado no vaya a estallar…

Spray de aire comprimido ¡funciona!


Aunque te parezca raro, es muy efectivo y te va a sacar de un buen apuro.
Pon el spray boca abajo y rocía la botella que quieras enfriar. Al dar la vuelta al spray lo que provocamos es que sólo salga el gas, que suele estar a una temperatura bajo cero, y así congelamos nuestra bebida. 

Te recomendamos que te pongas guantes para hacerlo, porque igual que enfría tu bebida, puede hacerlo con tus manos.

Enfriar cerveza con vasos fríos


Quizás sea la opción que menos nos convence, por ser el método más lento.
Deberás tener siempre vasos en el congelador, y con ello conseguirás bajar unos grados a tu bebida. Ten en cuenta que este truco solo va a funcionar con la primera bebida, porque la cristalería también se calienta. 

Otra desventaja de este método es que las bajas temperaturas pueden agrietar los vasos, así que compruébalo cuando los saques del congelador.

Ahora que ya puedes relajarte con las soluciones que te hemos dado, no podemos evitar decirte… ¡Meter la cerveza en la nevera y tenerla bien fría es sagrado para un cervecero que se precie!
Dicho esto, ¡feliz trago!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...