Lavadora silenciosa

AQUÍ ESTÁ EL MOTIVO POR EL QUE TUS VECINOS TE MIRAN MAL EN EL ASCENSOR: TU LAVADORA NO ES SILENCIOSA


Una lavadora super silenciosa No sólo mejorará tu calidad de vida, también te va a reconciliar con todo tu vecindario. ¿Sigues sin decidirte por comprarla o no?
---
Si echamos la vista atrás, comprobaremos que los estilos de vida han cambiando a un ritmo vertiginoso en los últimos años. No hace tanto tiempo, nuestros padres y abuelos celebraban la llegada de las lavadoras a los hogares. Como ley no escrita, todos sabían que había unos horarios en los que no se podía hacer ruido con los electrodomésticos. Hoy son las lavadoras las que se tienen que adaptar a nuestros horarios: hay quien lava a las doce de la noche, hay quien solo puede hacerlo los domingos a las seis de la mañana o a la hora de siesta. 

aqui-esta-el-motivo-por-el-que-tus-vecinos-te-miran-mal-en-el-ascensor-tu-lavadora-no-es-silenciosa


Pero ahora poner una lavadora en nuestra casa, es casi una cuestión de estado para toda la comunidad.  ¿Se te ocurre algo peor que tener la lavadora del vecino, modelo antiguo y especialmente estridente, pegada a la pared de tu casa? Puedes ser tú el vecino fastidioso, así que si te estás planteando comprar una lavadora debes tener en cuenta que sea lo más silenciosa posible, por la comodidad de tu hogar y el bienestar de tus vecinos. 

¿Qué se considera un nivel bajo de ruido? Cualquier sonido que esté por debajo de los 50 dB (decibelios). Para que te hagas una idea, ese volumen es el equivalente a una conversación normal, el ruido de las cañerías, o el sonido una calle con una circulación lenta. 

Para que tu casa sea el rincón de paz que necesitas, Bosch y Siemens, unas de las marcas más punteras en electrodomésticos del mercado, han trabajado para conseguir que sus lavadoras sean unas de las más silenciosas y estén por debajo de los decibelios mencionados.  

    SIEMENS ha lanzado el nuevo motor iQDrive. Su sistema revolucionario se basa en no hacer uso de las escobillas. Evitar el rozamiento que éstas producían implica una disminución del consumo energético y, a la vez, reduce considerablemente el nivel de ruido, lo cual ayuda a alargar la vida de este electrodoméstico. 

De clase energética A+++ y con este tipo de motor, Siemens lanza al mercado el modelo WI14W540ES, con una potencia sonora de lavado/centrifugado de 41/67 dB. 

Pero si buscas un modelo intermedio, quizás te pueda interesar la lavadora WM14T49XES IQ500. Cuenta con el motor iQDrive, con una garantía de 10 años y un precio muy competitivo, teniendo en cuenta las prestaciones con las que cuenta. 

    BOSCH por su parte, ofrece el motor EcoSilence, que también elimina las escobillas, eliminando los rozamientos y disminuyendo los decibelios de una manera considerable. 

Además, utiliza los paneles antivibración laterales, que absorben las ondas que produce el lavado, ya que aporta más estabilidad y reduce las vibraciones. Donde más evidente se hace es en la fase de centrifugado, que siempre es el momento más molesto del proceso.

El modelo BOSCH WAYH890ES cuenta con el motor EcoSilence, con 10 años de garantía. Es una de las lavadoras considerada extrasilenciosa, con 47 dB, a lo que ayuda los paneles de vibración que están incorporados. 

Pero si no quieres o no puedes afrontar económicamente esta lavadora de alta gama, Bosch ha sacado el modelo WAN24260ES SERIE 4, que está al alcance de todos los bolsillos. Cuenta con el sistema EcoSilence, aunque sus decibelios ascienden a 54 dB. Aún así seguimos considerando que es una lavadora silenciosa. 

También podemos disfrutar del silencio del la lavadora BOSCH WUQ2448XES, pensada para poder ser utilizada por la noche. Con una eficiencia energética A+++, tiene una capacidad de ocho kilos, ideal para cualquier hogar.

Si ya te has dado cuenta de que en tu casa solo puede entrar una lavadora silenciosa, desde Electrobuy te invitamos a que compares los mejores modelos en nuestra tienda online.

Cuando ya la tengas en casa y es la primera vez que compras una lavadora silenciosa, no te pierdas nuestros consejos  para conectarla.

¡Shhhh! ¡Ahora disfruta de un silencio bien merecido!

Cómo planchar una camisa

CUANDO LLEGA EL MOMENTO DE PLANCHAR TUS PROPIAS CAMISAS


¿Cómo planchar una camisa para que quede como la de mi madre? Si tu también te lo has preguntado, este artículo es para ti.

En la vida de toda persona llega un momento que debemos afrontar, aunque no queramos: planchar las camisas. Si vives solo, no puedes seguir yendo a casa de tus padres solo para que te planchen la ropa… Hay que ser maduros e independizarse de verdad, aunque cueste.  

Las camisas son unas de las prendas más complicadas de mantener impolutas. Si solo las usas puntualmente estás de enhorabuena, pero si las necesitas en tu día a día porque forma parte de tu “uniforme de trabajo”, va a ser todo un desafío hacerte con ella. ¡Pero tú puedes!

Desde Electrobuy te vamos a ayudar en esta ardua misión,  con una guía de cómo planchar las camisas de una manera fácil, paso a paso. Ninguna camisa, sea del tejido que sea, se te va a resistir. 
cuando-llega-el-momento-de-planchar-tus-propias-camisas


HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA PLANCHAR

-    Una plancha. ¿No tienes? Pues debes hacerte con una lo antes posible. Es un electrodoméstico muy agradecido: por un precio razonable puedes encontrar calidades excelentes. ¿Quieres comprobarlo? Pasa por nuestra tienda online y verás una gran variedad de planchas que te harán la vida más fácil. 
 
-    Tabla de planchar.
-    Ropa arrugada.
-    Tiempo y paciencia.

 ANTES DE PLANCHAR DE PLANCHAR LA CAMISA
Planchar no es poner la ropa encima de una tabla y dar pasadas a lo loco, no. 

Antes de ponerte manos a la obra, debes comprobar que todas las prendas se pueden planchar. Esto lo puedes ver en la etiqueta que lleva cada una de ellas. Una vez verificado, clasifica la ropa por el tipo de tejido, ya que no todos se pueden planchar a la misma temperatura. 

Organizada la ropa, rellena el agua del depósito de la plancha y, después, enciéndela. Tendrás que esperar unos minutos para que se caliente. Cuando esté lista, una luz te lo indicará. 

Coloca la ropa bien estirada en la tabla, que no quede ninguna arruga. Si empezamos poniendo la prenda de cualquier manera, mal vamos a acabar...

Es importante que nunca dejes la plancha sin vigilancia, puesto que puede ocasionar quemaduras peligrosas. Vamos a intentar que planchar sea sencillo, pero siempre poniendo mil ojos a lo que hacemos. 

LA TEMPERATURA QUE NECESITA CADA TEJIDO
No todas las camisas se planchan a la misma temperatura, depende del tejido. Por ello, todas las planchas tienen una rueda (o similar) con numeritos, es la temperatura. Esta rueda está ahí por algo, no es atrezzo. Cada tejido necesita ser planchado con un calor distinto y, aunque tenemos tendencia a usar siempre el mismo programa, corres el riesgo de estropear alguna prenda. 

Lo mejor es empezar por los tejidos que necesiten menos calor y terminar con los que necesitan temperaturas más altas:

CAMISAS DE SEDA
 Empezamos por el tejido más delicado. Suele lavarse a mano, y el mejor momento para plancharla es cuando aun esta húmeda. Pon la camisa del revés y usa el programa especial “seda” que tenga tu plancha. Si no lo tiene, pon la plancha a la temperatura que recomiende el fabricante, que suele ser tibia. 

Te recomendamos que siempre utilices un paño para proteger la prenda y des las menores pasadas posibles, siempre rápidas y con una presión ligera. 

CAMISAS DE POLIÉSTER, NYLON, RAYÓN, ACETATO O FIBRAS ACRÍLICAS
Estas camisas se planchan del revés, a temperatura media y dando pocas pasadas. 

CAMISAS DE ALGODÓN
Como es un tejido que se arruga con bastante facilidad, plancha la prenda ligeramente húmeda y a alta temperatura, para que sea más sencillo. 

CAMISAS DE LINO
Necesitan una temperatura alta. Si la camisa es de color, humedece primero la tela y la planchas primero del revés y luego del derecho. Si es de un color oscuro, es suficiente con plancharla del revés. 

CAMISA VAQUERA
Al ser un textil resistente, es mejor que la planches primero del revés y luego del derecho, con la plancha muy caliente. 

CAMISAS DE PANA
Deberás seguir las indicaciones de la etiqueta, ya que la temperatura dependerá de si es algodón o tiene mezcla. Lo que sí debes hacer, es humedecerla. El truco de planchar una camisa de pana es siempre hacerlo del revés, para que no aparezcan brillos. 

CAMISAS CON BORDADOS
Siempre debes plancharlos del revés y solo utiliza la punta de la plancha para no estropearlos.  

CÓMO PLANCHAR UNA CAMISA FÁCIL Y RÁPIDO

PASO 1: CUELLO Y MANGA

Lo primero, desabrocha todos los botones. Extiéndela bien en la tabla y pasa la plancha por el cuello, primero por dentro y luego por fuera.

Después continúa con los puños. Empieza por el revés, del extremo a la costura. Cuando estén listos, estira las mangas hasta que no quede ninguna arruga y plánchalas de abajo hacia arriba (primero una y después la otra).

PASO 2: CUERPO DE LA CAMISA
Debes planchar primero la parte delantera. El truco para que las costuras y los dobleces queden bien lisos es seguir los patrones. 

Para casos especiales de planchar una camisa con raya o pliegue en la espalda también hay trucos.
Si tiene bordados, ojales, pinzas o cualquier elemento decorativo, haz menos presión con la plancha, para no estropearlo. 

Cuando hayas terminado, dale la vuelta y haz lo mismo con la espalda, y… ¡Listo! Ya tienes tu camisa perfectamente planchada y sin quemarla 😉

UNA VEZ PLANCHADO…
Ahora que hemos quitado todas las arrugas de la camisa, para que no vuelvan a aparecer debemos guardarla como se merece.

Cuando hayas terminado de planchar tu camisa, cuélgala siempre en una percha. Pero cuélgala bien, porque si no se empezaran a hacer frunces de nuevo y habrás tirado por la borda todo el trabajo.

Utiliza una percha por prenda, no pongas varias camisas en una misma percha porque acabarán marcándose todos los pliegues. 

Antes de meterla en el armario espera a que se enfríe unos 10 minutos. 

A la hora de guárdalas, hazlo con el botón del cuello abrochado para que no se desboque. Es igual de importante que cierres el resto de botones, para que la camisa no se arrugue y ocupe menos en el armario.

TRUCOS PARA AHORRATE EL PLANCHADO O QUE SEA MÁS SENCILLO

-    El truco de un planchado fácil es un lavado que no arrugue las camisas. Respeta las instrucciones de lavado de las etiquetas de la ropa. 

-    La forma en la que tiendes tu ropa es fundamental. Tenderla bien implica que le salgan menos arrugas y eso hará que no tengas que plancharla o, que al menos, los dobleces no sean múltiples y rebeldes. 

-    Antes de tenderla, sacúdela bien para que se alise lo máximo posible. Extiende la prenda en el tendedero lo máximo posible, siempre con pinzas de plástico y por las costuras, para dejar menos marcas. En el caso de la camisa, mejor si la pones en una percha (de madera). Si no te es posible, cuélgala hacia abajo, nunca del cuello.

-    Si no te has podido librar de planchar la camisa, humedécela antes de hacerlo, ya verás cómo te facilita la tarea.

-    Para que no salgan brillos en la tela, en general es mejor planchar del revés y con un trapo húmedo de algodón por encima

-    Si aparece una arruga resistente que no se quiere ir, coloca papel de aluminio entre la tabla del planchar y la prenda, y encima pon un trapo húmedo con una gota de amoniaco. La arruga desaparecerá en cuestión de segundos. 

-    Si quieres que tu camisa huela bien, añade al agua del pulverizador esencia de lavanda o el perfume que más te guste, ya verás qué agradable resultado queda.
-    Nunca guardes la plancha caliente, debes esperar a que se enfríe.

Ahora que eres un/una expert@ en planchar camisas, pero el resto de prendas te suponen un desafío, no te pierdas la guía más completa para aprender a planchar. Ahora ya no tienes excusas para ir siempre como un pincel. ¡Feliz planchado!

Lavar la ropa de bebé: consejos

¿CÓMO LAVAR LA ROPA DE BEBÉ?

¿Se debe lavar la ropa de bebé en la lavadora o a mano? ¿Con qué se debería lavar? ¿Qué programa de lavado usar? Todo esto lo vamos a resolver hoy.

¿Estás embarazada? ¡Enhorabuena! Habrás notado desde el primer día que estás en un proceso de cambio constante, tanto a nivel físico como emocional. Pero también es la época en la que todo el mundo te felicita, te aconseja, te alecciona… Así que ármate de paciencia porque son unos meses maravillosos pero a la vez estresantes. 

Consejos para lavar la ropa de bebé

A medida que tu tripa crece, los debates a tu alrededor también serán más notorios: que si pecho o biberón, que si es mejor acostumbrarle al chupete desde el primer día o si es el enemigo número uno, que si hay que cogerle en brazos en cuanto llore o si es mejor que no se habitúe…

Ante tantas posibilidades y tantas opiniones a favor y en contra, lo mejor es que  sigas tu propio instinto. En lo que nunca debes de dudar es en cómo cuidar y lavar la ropa de tu bebé. Son prendas delicadas, que requieren mimos extra para que no se dañen y, lo más importante, para que no dañen la piel de tu pequeño. Te preguntarás ¿y cómo cuidarla, lavarla y qué productos usar? 

Desde Electrobuy vamos a aclarar todas tus dudas y dar los mejores trucos para lavar la ropa del bebé, presta atención:

Lo primero a tener en cuenta para el lavado de ropa de bebé

La piel de los bebés es diez veces más delicada, delgada y frágil que la de un adulto, por eso te recomendamos que siempre uses tejidos naturales, suaves y saludables. Huye de los tejidos ásperos y sintéticos porque pueden lastimar la dermis del recién nacid@. 

¿Hay que lavar la ropa de bebé antes de usarla?

Sí. Siempre debes lavar la ropa antes de estrenarla. Al confeccionar las prendas pueden quedar residuos químicos que hay que eliminar, al igual que el polvo, la suciedad y las bacterias a las que está expuesta. 

Si ya tienes la ropita a punto para ser usada, tienes que tener en cuenta que puedes llegar a cambiarle más de cuatro veces al día. No puedes lavarla de cualquier manera (por mucha ropa que se acumule) ya que, al estar en contacto con la piel, si no está bien tratada, puede causarle irritaciones y alergias.

¿Hasta cuándo debería lavar la ropa bebe por separado?

Al menos durante los seis primeros meses de la vida de tu bebé, debes lavar sus prendas separadas del resto de la colada. Por muy grande que sea la tentación de lavarla junto con la ropa de adulto. 

¿Qué productos usar para lavar la ropa de bebé?

Como hemos comentado, la ropa, al estar en contacto directo con la piel, puede causarle alergias o irritaciones. Por eso, a la hora de lavar la ropa de tu bebé con detergente o jabones, deben ser neutros, específicos para bebés y pieles sensibles.

Debes escoger siempre productos que sean hipoalergénicos y dermatológicamente testados. 

Cuando vayas a elegir el detergente, no te fijes únicamente en que elimine bien las manchas, también debes tener cuidado de que no dañen la ropa y no causen alergias e irritaciones.
Por último, debe tener una fragancia suave y debe dejar la ropa sedosa. 

¿Cómo se debe lavar la ropa de un bebé?
Ya te hemos comentado que siempre debes lavarla por separado, pero hay manchas y manchas, y algunas son indestructibles.

Nuestros peques vomitan, tiran comida e incluso se hacen caca fuera del pañal, y esto es mejor limpiarlo nada más que suceda, ya que, si dejas pasar tiempo, es posible que no consigas eliminarlo completamente. 

Lo primero que debes tener en cuenta es que NUNCA DEBES USAR QUITAMANCHAS NI LEJÍAS para el lavado de ropa de bebés. Quítale la prenda rápidamente y métela en remojo, si es necesario ráspala con un cepillo suave. Después mete la ropa en la lavadora y pon el programa que habitualmente uses. 

Evita los suavizantes, puesto que pueden fomentar las alergias. 

No te olvides que las sábanas, toallas, peluches, gorros, baberos… también están en contacto con la piel del recién nacido, así que debes tener los mismos cuidados. 

¿Lavar su ropita a mano o lavadora?
Por supuesto eres libre de lavarla como consideres, pero si lo haces a mano debes enjuagar muy bien las prendas para que no queden restos de jabón. 

Teniendo en cuenta que los pequeños de la casa son adorables, pero también fábricas de hacer manchas, lavar la ropa en la lavadora te ahorrará un tiempo muy preciado en este periodo vital. 

Si te decantas por esta opción, siempre debes de separar la ropa por colores y nunca juntes en una misma lavadora las camisetas, bodys y demás, con sus sábanas, toallas y el resto de la ropa de cama.

¿A qué temperatura lavar la ropa de bebé?
Lee siempre atentamente las etiquetas de cómo lavarla ropa, puesto que, aunque lo mejor es hacerlo con agua caliente o templada, hay prendas que solo aceptan agua fría.  

¿Es malo lavar la ropa de bebe en la noche?
El nuevo miembro en la familia se llevará todo vuestro tiempo y es en la noche cuando muchos aprovechan para hacer las tareas pendientes. Un ejemplo es la colada. ¿Tu lavadora ha sobrepasado los años de vida útil? ¿Ya no es tan silenciosa? En estos casos la colada nocturna es una mala idea. 

Si con la llegada del nuevo miembro de la familia, estás pensando renovar la lavadora, estate seguro de que es una de las mejores inversiones que puedes hacer. Los nuevos modelos son más silenciosos e incorporan tecnologías que protegen el tejido, no lo arrugan ni lo estropean. Debes elegir un centrifugado suave o el ciclo manual que muchas lavadoras tienen, para no deformar la ropa.

En nuestra tienda online tenemos una gama de lavadoras pensadas para facilitarte la vida, queremos que cada minuto que tengas lo dediques a la tarea más importante que puedes tener: cuidar de tu bebé.

¡Feliz maternidad! ¡Feliz paternidad!

Platos sucios con lavavajillas

¿Platos sucios limpiando en el lavavajillas?


Si tus platos salen sucios incluso limpiándolos con el lavavajillas, y no sabes el porqué, sigue leyendo.

No hace tanto que cantabas el Aleluya a grito pelado mientras instalaban el lavavajillas en tu cocina. Aburrid@ de ver siempre montañas de platos sucios alrededor del fregadero, apostaste por comprar este electrodoméstico para vivir mejor y más feliz. Y ahora ¿por qué el lavavajillas juega con tus sentimientos? ¿Qué ha sucedido para que la ilusión inicial se haya convertido en un disgusto cada vez que limpias los platos? ¿Dónde está el problema para que el mismo programa que antes dejaba tu vajilla impecable, ahora haga que salga sucia?
Lavavajillas deja los platos sucios

No sufras, hoy vamos a explicar el por qué de tan grande traición. Vas a comprobar que tu lavavajillas no es el único responsable de que los platos no salgan tan limpios como deseas, también tú tienes mucho que aprender a la hora de usarlo. 

ANTES DE PONER EL LAVAVAJILLAS, TEN EN CUENTA QUE…
-    Los friegaplatos limpian, pero también necesitan ser limpiados. Cada cierto tiempo deberás repasar los filtros con un estropajo y agua caliente. Quita con cuidado los brazos giratorios y, con un chorro de agua a presión, elimina los restos de comida que hayan podido quedar. 

-    En el interior del electrodoméstico se acumula grasa, cal y bacterias, sí bacterias. Por eso debes limpiarlo bien por dentro. Aunque hay productos específicos para ello, puedes utilizar agua con vinagre blanco, ya que actúa como un antiséptico. Emplea una bayeta y frota con suavidad. 

-    Debes eliminar el agua que se haya podido quedar estancada. Con el lavavajillas vacío, pon un limpiador y un programa corto para dejar impoluto el electrodoméstico. 

-    Por último, comprueba que estás usando la cantidad adecuada de abrillantador y no te olvides de agregar sal, especialmente si el agua de tu zona contiene mucha cal. 

Consejos para poner el lavavajillas
Uno de los principales factores que influye en que tus platos no salgan sucios del lavavajillas es colocarlos correctamente.

-    Aunque el friegaplatos hace el trabajo más duro, no está de más que le eches una mano. Antes de meter la vajilla sucia, acostúmbrate a pasarles un papel para quitar los restos de la comida. 

-    Espera, ¿pero cómo los estás metiendo? Saber colocar cada cosa en su lugar, influye en el resultado, así que apunta cómo debes situarlos:
o    Los vasos, copas y cuencos siempre hacia abajo.
o    Los tuppers o cualquier recipiente de plástico en la parte superior.
o    Los cacharros con la suciedad más incrustada en la de abajo.
o    Los cubiertos siempre con el mango hacia abajo y mezclados. 

-    Asegúrate de llenar al completo el lavavajillas, aprovecharás mejor el lavado, eso sí, ¡no lo sobrecargues! Porque entonces se producirá el efecto contrario al deseado: el agua no podrá pasar por todos esos platos apelotonados y le será imposible limpiarlos como se espera. 

-    Recuerda poner siempre la cantidad adecuada de detergente: ni más ni menos. El exceso de detergente te puede dejar los platos más sucios de lo que estaban.

Después del lavado

-    Cuando suene la señal de que el lavado ha finalizado, no hace falta que salgas corriendo a colocar los cacharros. Es mejor que esperes unos minutos con la puerta cerrada. Después ábrela y déjala un rato así. Con esto lo que haces es que la humedad no se condensa en la vajilla, saldrá más seca y reluciente y no se generará mal olor en tu lavavajillas.

Aunque estamos seguros de que siguiendo estos pasos tu vajilla va a salir como nueva, cabe la posibilidad de que no sea así. ¿Entonces? Aunque puedes probar desatascarlo por tu medios, si no funciona, deberás de llamar al servicio técnico y comprobar que no tiene alguna avería seria. 

Pero si la tiene, no entres en pánico. En nuestra tienda online puedes encontrar las mejores marcas de lavavajillas al precio más competitivo del mercado. Solo tienes que relajarte y elegir, ya verás como en poco tiempo estarás cantando de nuevo “Aleluya”. 

Electrodomésticos pintados: lo último

Pintar electrodomésticos está de moda


Pintar un electrodoméstico ya no es tan descabellado como pudiste pensar. Si buscas innovar en tu cocina o darle un aspecto renovado, la pintura puede ser la solución.

A todos nos gustaría tener una cocina nueva, bien equipada y con estilo, pero no siempre es posible. Sería un sueño pensar que podemos reformar esta estancia cada vez que queramos cambiar de color. Por eso, es muy probable que tu cocina sea como tantas otras: unos electrodomésticos tienen un acabado en acero y otros, reliquias del pasado, son blancos y, con suerte, poco oxidados. Pero, ¿qué hacemos si funcionan perfectamente? ¿los tiramos? Evidentemente no, y menos si te trata de un frigorífico, que su coste es para pensarse dos veces si podemos deshacernos de él tan a la ligera.
Sabes lo que tienes que hacer, que es dejarlo en su sitio hasta que deje de funcionar, pero no puedes evitar coger manía a tu cocina si no está decorada a tu gusto ¿Qué podemos hacer?  En Electrobuy te vamos a explicar cómo hacer que tus anticuados electrodomésticos, se conviertan en diseños estilosos y personalizados. 

Consejos para pintar electrodomésticos en casa


Pinta tu electrodoméstico
¿Sabías que los electrodomésticos se pueden pintar? Si eres mínimamente apañad@ con el rodillo quizás puedas defenderte bien con un acabado liso. Si naciste para ser pintor de brocha fina debes darle rienda suelta a tu creatividad a la hora de decorar tu nevera. Así ha hecho Dolce & Gabbana, que han sacado una edición limitada de innovadores frigoríficos, pintados a mano, que merece echar un vistazo por ser piezas de coleccionista. 

Lo decores como lo decores, te vamos a explicar cómo hacerlo para que quede un resultado perfecto:
¿Qué necesitas para pintar los electrodomésticos?
-    Un plástico o un cartón
-    Lija
-    Alcohol o acetona
-    Cinta de carrocero
-    Pintura específica para electrodomésticos
-    Brocha
-    Rodillo de pelo corto o de espuma

PASOS A SEGUIR:

1º Desconecta el frigorífico y extráelo con cuidado. Desmonta los tiradores y todas aquellas piezas que se puedan quitar fácilmente. 

2º Elige una estancia abierta y con ventilación para poder realizar la restauración. Cubre el suelo con el plástico o cartón, para manchar lo menos posible. 

3º Con la lija, quita el brillo del esmalte de la superficie. Intenta prestar especial atención a las zonas oxidadas, pero no presiones excesivamente. 

4º Con un trapo bien empapado en alcohol, pásalo por la superficie para quitar los restos de grasa y polvo que puedan quedar y así la pintura, agarrará mejor. Deja que se seque al aire libre, no le pases un trapo porque puede soltar pelusas y estropear el resultado final. 

5º Una vez limpio y seco, cubre las piezas que no hayas podido quitar con cinta de carrocero, para evitar que se manchen.

6º Agita bien la pintura y ¡al lío! Un consejo: empieza por los laterales u otra zona poco visible, para poder practicar. Utiliza la brocha o el rodillo para pintar, hazlo siempre de arriba abajo, aplicando capas con poca cantidad y extendiéndolas bien. Es mejor dar varias manos que una capa demasiado gruesa. 

Antes de dar la segunda capa, tienes que dejar secar la pintura unas seis horas. 

7º Una vez dadas todas las capas que consideramos necesarias, quita la cinta carrocera y coloca las piezas que inicialmente habías quitado. Antes de colocar el frigorífico en su sitio, espera unas 24 horas.

ELIGE BIEN LA PINTURA:

Existen dos tipos de pintura que son utilizadas para los electrodomésticos: la pintura de aerosol y la de bote. Esta última se aplica con un rodillo o brocha.

La pintura de aerosol deja un acabado más liso por ser similar a la pistola. Debes elegir un lugar de trabajo bien ventilado, debes cubrirlo bien para ensuciar lo menos posible y aplicar la pintura a unos 20 centímetros de distancia, siempre en la misma dirección. 

En el mercado puede encontrar toda la gama de colores, incluida la pintura de acero inoxidable. El resultado es resistente y muy similar al material original. La ventaja es que la pintura es más fácil de limpiar, puesto que no se quedan las huellas marcadas.

Pintar tu mism@ los electrodomésticos. Es sencillo y económico, especialmente si quieres hacer una reforma exprés, pero a veces no somos tan manitas como nos gustaría. Comprar electrodomésticos modernos, innovadores y de máxima calidad, es posible si te das una vuelta por nuestra tienda online. En Electrobuy puedes encontrar frigoríficos de acero inoxidable acabados en negro, antihuellas mate, en blanco perla o cristal, o en cualquier color que puedas imaginar, porque cada vez el dinero está más cerca de nosotros, de nuestras cocinas  y de nuestros bolsillos.
¡No hay diseño que se nos resista!

Limpieza de electrodomésticos de acero inoxidable

¿Cómo limpiar electrodomésticos de acero inoxidable?

La fácil limpieza del acero inoxidable ha hecho que las cocinas pasen del blanco a este acabado. ¿Que nadie te ha contado cómo limpiar correctamente los electrodomésticos inox? Nosotros te lo contamos.

 Hace años, los electrodomésticos blancos inundaban las cocinas españolas. El blanco es un color que da luminosidad y amplitud, imprescindible en cocinas pequeñas. Es elegante, versátil y fácilmente combinable, por eso es el Rey en la gama cromática. 

Trucos para limpiar electrodomésticos de acero inoxidable

Pero, aunque el blanco es un color atemporal, muchos hogares han decidido modernizarse en los últimos tiempos y apostar por los electrodomésticos de acero inoxidable. ¿Por qué? 

Son muchos los beneficios de este material: es resistente tanto a altas temperaturas como a bajas sin perder efectividad, es higiénico, no altera los sabores de los alimentos, tiene un óptimo envejecer y no se oxida, además de quedar bien estéticamente.

Algo imprescindible es que es fácil de limpiar, pero eso no significa que no necesite unas atenciones mínimas. Pasar un trapo por encima sirve para quitar la fina capa de polvo del día a día, pero las huellas son otra cosa…. Por eso, hoy te vamos a enseñar cómo limpiar correctamente electrodomésticos de acero inoxidable.

Nadie duda de las bondades del acero inoxidable, pero también tiene algún inconveniente, aunque sea mínimo: las marcas que se quedan en la superficie al tocarla. En un mundo ideal, todos entraríamos en la cocina con unos guantes que evitaran que se señalaran nuestros dedos en cada electrodoméstico. Como eso es algo imposible, es más sencillo aprender a quitar esas persistentes marcas, que siempre están presentes en nuestra cocina. 

CÓMO LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE

•    Te preguntas ¿con qué limpiar electrodomésticos de acero inoxidable antihuellas? Pues toma nota de los mejores trucos de cómo hacerlo.

1º    Si la superficie no está muy sucia, pasa un trapo para quitar el polvo. Si hay manchas incrustadas, deberás usar una bayeta o un estropajo que no raye y aplicarte más a fondo. 

2º Cuando esté limpio, sécalo con un trapo

ATENCIÓN: Te vamos a dar una indicación de primero de parvulitos, pero al ser tan evidente, muchos no habrán caído en ello. SIEMPRE LIMPIA EN LA MISMA DIRECCIÓN, EN SENTIDO A LA VETA. Si tus movimientos son aleatorios, acabarás haciendo aún más marcas (cual dibujo de niño de dos años) que te serán difíciles de eliminar. 

CON QUÉ LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE

Existen muchos productos en el mercado específicos para la limpieza de los electrodomésticos, pero te vamos a descubrir algunos trucos caseros para limpiar electrodomésticos de acero inoxidable. Al hacerlo con productos naturales, es una manera más económica y que no daña al medio ambiente. 

MÉTODO 1. 
En una botella de spray mete vinagre blanco y expándelo sobre el electrodoméstico. Límpialo con un paño y, una vez finalizado, empapa el paño en aceite y pásalo por la superficie, SIEMPRE EN LA MISMA DIRECCIÓN.

MÉTODO 2.
Limpia con detergente la superficie de acero inoxidable. Después, aplica aceite de bebé en un paño y vuelve a frotar en la misma dirección para abrillantar la superficie.

MÉTODO 3.
 Mete soda en una botella de spray. Frota bien con un trapo la superficie y verás cómo brilla.
Te habrás dado cuenta de que, para que las superficies de acero inoxidable queden limpias y perfectas, no solo hay que limpiarlo sino también abrillantarlo. La manera más sencilla de hacerlo es empleando aceite, pero existen otras maneras. ¿Quieres saber cuáles son?

CÓMO ABRILLANTAR LOS ELECTRODOMÉSTICOS INOX
1º Aunque el brillo que recubre nuestros electrodomésticos perdura en el tiempo, nada es para siempre. Existen productos especiales para abrillantar electrodomésticos de acero inoxidable. Se aplica una vez limpiada la superficie. Lo que hace es repeler la suciedad durante más tiempo. Por lo general es una pasta blanca que se extiende con un papel de cocina o con un trapo, hasta que no quede ningún rastro. Quedarás encantad@ con los resultados.

2º Te sorprenderá saber que la GINEBRA es un excelente abrillantador, eso sí, un poco caro. Por supuesto te lo recomendamos siempre y cuando tengas una botella por tu casa olvidada, que estés segur@ que nunca utilizarás.

LO QUE DEBES EVITAR…
-    Nunca uses estropajos o esponjas que puedan arañar o dañar el acero.
-    No uses limpiadores con cloruro
-    No uses los limpiadores para horno para las superficies
-    Evita trapos que suelten pelusas 

Después de aprender a dejar el acero impoluto, como recién salido de fábrica, nosotros te recomendamos que compres tus electrodomésticos con puertas de acero antihuellas. Especialmente en el caso de los frigoríficos.  Los puedes encontrar en nuestra tienda de electrodomésticos online: prácticos, de máxima calidad y con un sofisticado diseño, que harán de tu cocina la envidia de toda la comunidad.

Y ahora qué prefieres, ¿electrodomésticos blancos o de acero inoxidable?

¿Detergente en polvo o líquido?

LAVA CORRECTAMENTE

¿Es mejor el detergente líquido o el que es en polvo? Descubre cuál de los dos es mejor, más efectivo y cuida de tu lavadora. 

¿Detergente en polvo o líquido?  Lava correctamente

Durante años, muchos son los debates que no han encontrado una solución: ¿Cola Cao o Nesquick? ¿Oliver o Marc Landers? ¿The Beatles o The Rolling Stones? ¿Detergente en polvo o líquido? Da igual el tema que se trate, siempre habrá detractores y defensores para todo. 

Es mejor detergente líquido o en polvo

Nosotros no queremos entrar en discusiones, pero sí que vamos a intentar darte la información necesaria para que te decidas, sabiendo perfectamente lo que eliges. Así que desde Electrobuy queremos explicarte la diferencia entre el detergente en polvo y el líquido. Hay una creencia errónea a pensar que son lo mismo, pero si tienen una textura distinta, será por algo ¿no? A formato diferente, características diferentes. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Pues vamos al lío!

Todos hemos ido al súper con nuestros padres y los hemos visto andar por los pasillos con paso firme, cogiendo todo aquello que necesitaban con la seguridad de saber lo que están comprando, sin titubeos. Pero esa convicción a la hora de comprar no se hereda, y la realidad es que tú te ves perdido entre multitud de detergentes, con distintas formas, nombres y particularidades. Los dos detergentes más usados en los hogares españoles son en polvo y líquido, con los que obtendrás buenos resultados si sabes usarlos bien. Pero, aunque los dos formatos limpien bien tu ropa, debes atender a las particularidades de cada uno:

Detergente en polvo
En lo primero en lo que nos fijamos es en lo económico, y los detergentes en polvo tienen un precio inferior a los detergentes líquidos.
Para disolverse completamente, necesitan que el agua este caliente, al menos a 30ºC. Es recomendable usar ciclos largos, para asegurarnos que los gránulos se disuelven completamente.

A la hora de lavar, eliminan con mayor eficacia la suciedad de partículas pesadas, como puede ser polvo o barro. Esto se debe a que los granos de jabón arrastran la suciedad de las fibras, haciendo que la mancha desaparezca. 

Nunca uses tu detergente en polvo con agua fría, ya que no se disolverá completamente y, lejos de limpiar tu ropa, quedarán residuos de jabón pegados en ella.

Además, debes revisar y limpiar tu lavadora con mayor asiduidad, porque este tipo de detergente tiende a dejar residuos en los conductos y orificios, que pueden obstruirlos y estropear el electrodoméstico.

Jabón líquido de lavadora
Aunque es más caro, suele ser el más utilizado, porque su ❣uso es más sencillo ❣

Su disolución es completa tanto en agua fría como en caliente, aunque se obtienen mejores resultados a 40ºC.

Puedes emplearlo sin problema tanto en ciclos largos como en cortos, y son más eficaces a la hora de limpiar manchas de grasa, puesto que penetran de manera suave entre las fibras, eliminando la suciedad. 

Para asegurarte de que la mancha de grasa, por ejemplo, va a desaparecer, te recomendamos que antes de meterla en la lavadora, pongas un poco de tu detergente líquido sobre la salpicadura en seco. Una vez pasado por el ciclo pertinente, verás como sale la prenda perfectamente limpia.

Además de proteger la ropa, también mantienen los colores como el primer día. 

En la batalla de detergentes líquidos vs. en polvo, el líquido está especialmente recomendado para personas que tengan alergia en la piel, puesto que son menos agresivos, a la vez que más respetuosos con el medio ambiente.

Ahora que ya sabes los pros y los contras del detergente en polvo y del detergente líquido, pero no sabes cómo usar una lavadora, no te lo pierdas en nuestro blog. tú decides cuál prefieres. En lo que no puedes dudar es en elegir siempre una lavadora de calidad como las que puedes encontrar en nuestra tienda online. Ya puedes comprar el mejor detergente, que, si tu lavadora no está al mismo nivel, estarás tirando dinero y acortando la vida de tu ropa.

Elegir productos de calidad y comprar en sitios de confianza, siempre será nuestra mejor apuesta.

Y ahora, polvo o líquido ¿has decidido qué detergente de lavadora usar?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...