Cómo planchar la ropa: guía para aprender a planchar

APRENDE A PLANCHAR LA ROPA CON NUESTRA GUÍA PARA PRINCIPIANTES

Todos sabemos que existen numerosos trucos con los que, durante un tiempo, puedes evitar planchar: comprar un tipo de tela que no se arrugue, tender la ropa muy estirada para que no se hagan dobleces o convencer a alguien para que planche por ti… Pero desengáñate, en algún momento tendrás que hacer frente a esta ardua pero fundamental tarea, así  que te proponemos enfrentarte a la plancha con unos trucos infalibles. Para ello, Electrobuy ha elaborado una guía que todo principiante en el arte del planchado debe conocer ¿empezamos?

cómo planchar la ropa

1.    PREPARA LA ZONA DE TRABAJO
Necesitas  una tabla de planchar,  un trapo preferiblemente blanco y de algodón y, por supuesto, una plancha. Te recomendamos que elijas siempre planchas de primeras marcas, ya que en la mayoría de los casos, invertir en una buena herramienta te facilitará mucho el trabajo. 

Busca un sitio tranquilo para poder planchar, ya que un accidente puede ocasionarte una lesión grave.
Acumula toda la ropa que puedas y plánchala de una vez, así ahorrarás energéticamente.

2.    CLASIFICA TU ROPA
Como todo en esta vida, lo primero son las instrucciones. Aprender a planchar no es una excepción.  Lo primero es comprobar en la etiqueta que llevan todas las prendas, que se puede planchar.
Lo segundo es clasificarla, para ver qué planchas primero y qué después. Puedes organizarla de numerosas maneras, nosotros la vamos a clasificar por categorías:

•    ROPA DE GALA.
Seguramente sea la ropa que menos frecuente tu tabla de planchar, pero la colocamos en primera posición porque, por lo general, suelen ser telas delicadas como seda o encaje, que deben plancharse con un nivel bajo de calor. ¿Cómo planchar pantalones de vestir que llevan una raya? ¿Y un vestido de fiesta? Debes plancharlas siempre del revés y utilizando un trapo húmero sobre la prenda, para protegerla. 

•    ROPA DE TRABAJO. 
Por lo general utilizamos prendas con una tela más resistente, como el poliéster, nylon o acetato, que necesitan una temperatura media, o algodón, lana o lino que deben plancharse a temperatura máxima.  Una de las preguntas más frecuentes es la de: ¿Cómo planchar camisas difíciles o el cuello de la camisa?
Te recomendamos que también planches la ropa del revés y si la humedeces te facilitará la tarea.
La ropa de trabajo suele ser más complicada a la hora de planchar, por eso te aconsejamos que lo planches al principio, cuando estás fresc@ y con energía.  

•    ROPA DE CALLE y MENAJE.
Es más fácil de planchar, por eso preferimos dejarla para el final.

3.    ENCIENDE TU PLANCHA.
Antes de ello, deberás rellenar el depósito de agua. Una vez encendida la plancha,  espera a que un indicador (normalmente una luz) te diga que ya está caliente,  planchar con la plancha fría es como no hacer nada. ¿Ya está todo listo para empezar?  No entres en pánico, te vamos a explicar cómo hacerlo:

•    CAMISAS: Es la prenda más complicada de planchar. Empieza por el cuello, desabrocha los botones y pasa la plancha hasta que quede rígido. Después van los puños, no te olvides de plancharlos por los dos lados, y a continuación sube por la manga. Evita marcar la raya, para ello tienes que plancharla en horizontal, por el medio y dándole vueltas, evitando marcar el borde. Lo siguiente es la parte frontal, presta especial atención porque es donde más se ven las arrugas. Y, por último, te queda la espalda, coloca la camisa boca abajo y extiéndela bien según la vas planchando.  

•    PANTALONES. ¿Cómo planchar un pantalón? Comienza por la zona de los bolsillos y la cintura, continúa por las piernas y termina en los dobladillos. Tal y como comentamos, ten en cuenta el material, ya que no es lo mismo planchar un pantalón de lino que un vaquero.

•    FALDAS Y VESTIDOS. Empieza siempre por la cintura, en el caso de las faldas. Si tienen forro, primero plancha el forro, colocando la ropa del revés, y después plancha la parte exterior. 

•    SÁBANAS. Si son grandes, ve doblándolas e intercala el planchado. Para las bajeras lo mejor es doblarlas por la mitad, junta las esquinas metiendo una dentro y, después, junta las cuatro esquinas y plánchalas.
Uno de los trucos para planchar ropa muy arrugada que pocos conocen…
Si alguna arruga se te revela, coloca un papel de aluminio entre la tabla de planchar y la prenda y encima un trapo húmedo con una gota de amoníaco, y olvídate de las arrugas rebeldes.

COSAS A TENER EN CUENTA DURANTE Y DESPUÉS DEL PLANCHADO…

•    No dejar mucho tiempo la plancha sobre la prenda, ya que podrías quemarla, y eso no tiene solución.
•    Cuelga la ropa después de plancharla. No pongas más de una prenda por percha, espera a que se enfríe antes de guardarla y deja un poco de separación entre una percha y otra, para que no se vuelva a arrugar.
•    Cuando termines de planchar, deja que la plancha se enfríe en vertical durante un buen rato antes de guardarla.
•    Limpia la plancha habitualmente para que los conductos no se obstruyan, siempre desenchufada y fría.
Ahora que ya eres un experto planchador, seguro que te preguntas ¿plancha o centro de planchado? Te recomendamos un centro de planchado si sois muchos en casa, o si tienes mucha ropa que planchar y si el tipo de prenda que usas habitualmente tiende a arrugarse mucho, como las camisas, blusas o trajes. Además el centro de planchado es mucho más ligero y fácil de mover, puesto que el depósito de agua no está en la propia plancha. Por último, es importante saber que, como en el centro de planchado Rowenta, existe la función Eco con la que podrás ahorra hasta un 20% energía. Y tú, ¿cuál eliges?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...