Cómo ahorrar en calefacción

7 CONSEJOS DE ORO PARA AHORRAR EN LA CALEFACCIÓN COMO NINGÚN AÑO


No eres el único si te has preguntado cómo ahorrar en la calefacción. Abrir el buzón, encontrarse con la factura de la luz y echarse a temblar, es una escena que se repite habitualmente en la mayoría de los hogares españoles, ¡y no es para menos! La luz subió un 10% en 2017 y en lo que va de este año, se prevé un incremento de la energía de un 2.5%. Con estos datos lo raro es que no salgamos corriendo.
Que suba la factura de la luz y bajen las temperaturas es la peor combinación posible, puesto que debes tener en cuenta que la calefacción utiliza casi la mitad de la energía de la casa, así que este año más que nunca es hora de ahorrar en el consumo eléctrico. ¿Quieres saber cómo? Electrobuy, de la mano de los expertos, te va a dar siete claves de oro que te ayudarán a reducir el importe eléctrico y de gas que pagas por tu calefacción.

Cómo ahorrar en calefacción


1.    HÁBITOS EN EL HOGAR.
Uno de los primeros consejos para empezar a ahorrar calefacción en invierno es cambiar nuestras costumbres.
Airear la casa es fundamental, pero mejor si lo haces por la mañana y sólo una hora, así evitarás perder más calor del necesario.
Además debes prestar atención a la hora de cerrar las puertas y las ventanas, asegúrate de que no se quede ninguna abierta para que no se escape la energía y no se propicie más gasto.

2.    CADA HABITACIÓN ES DIFERENTE, POR TANTO NECESITAN UNA TEMPERATURA DIFERENTE.
Dentro de una casa hay estancias más frías y estancias más cálidas, por eso es importante que regules la temperatura de cada radiador según la necesidad de cada habitación.
No te olvides de apagarlo en los cuartos que no utilices. Éste sencillo gesto puede ayudarte mucho a disminuir el consumo final de la calefacción.
Pero regular el termostato no es lo único que puedes hacer. Siempre hay que ajustar el tamaño del radiador al de la habitación, es decir, si tienes una estancia grande y colocas un radiador pequeño pensando que vas a gastar menos, estás muy equivocado, puesto que así nunca conseguirás caldear el cuarto aunque el aparato esté funcionando 24 horas.

3.    ELEGIR LA TEMPERATURA ADECUADA PARA CADA MOMENTO.
Una casa para estar bien caldeada debe estar entre 18 y 22 grados. Pero si eres frioler@ tienes dos opciones: abrigarte adecuadamente y dejar la manga corta para el verano, o subir la temperatura de tu radiador. Si eliges la segunda opción, tienes que saber que cada grado de más, hace que tu factura se incremente un 5%.
Por la noche es suficiente con 16 grados y así puedes ahorrar hasta un 13% en la calefacción.
Si vas a salir de casa durante un período no muy largo, no apagues y enciendas la calefacción, porque esto hace que tu factura se dispare. Es mejor que bajes la temperatura cinco grados o  que actives el modo económico.

4.    NO CUBRIR LOS RADIADORES.
Estéticamente es posible que estos aparatos queden mejor si se ocultan tras un cubrerradiador, no lo discutimos, pero en la práctica es un error, como también lo es poner ropa húmeda encima o cubrirlos con una cortina, por ejemplo. Todo aquello que obstaculice la salida del aire, provoca un incremento de la factura, por eso el radiador debe de estar lo más despejado posible.

5.    ESCOGER LOS RADIADORES PERFECTOS
Elegir los radiadores adecuados es el primer y más importante paso para comenzar a ahorrar.
Nuestro primer impulso es pensar que todos los aparatos son iguales y que cualquiera sirve, y si además es barato ¡mejor! ¡Error! No cualquiera nos va a dar las prestaciones necesarias, nosotros te recomendamos que siempre compres radiadores de alta calidad y de marcas confiables, puesto que suelen incluir opciones que te ayudarán en tu objetivo.
Para estancias grandes te recomendamos que coloques radiadores con la potencia necesaria como para calentarla. Si es digital y programable te ayudará a regular mejor el aparato según las necesidades de cada momento, como los radiadores que puedes encontrar en nuestra tienda online.
Los radiadores de aceite además de poderlos mover con facilidad donde lo necesites, cuentan con tres potencias diferentes y puedes regular la temperatura según el frío que haga o que tengas. Si lo que necesitas el calentar una estancia pequeña, como un cuarto de baño, de manera rápida, quizás un convector sea lo que necesites.

6.    MANTENIMIENTO DE LOS RADIADORES.
Otro truco fundamental para ahorrar en la calefacción es el buen mantenimiento. Para tu alegría te diremos que los radiadores eléctricos no necesitan de ningún tipo de mantenimiento específico, más que limpiarle el polvo de vez en cuando.
Pero si no quieres fugas de calor, debes tener cuidado con el entorno. Comprueba que los cerramientos y juntas de la estancia estén perfectamente sellados, para que no se produzcan filtraciones de calor.
Es fundamental que elijas bien la potencia necesaria para tu hogar e intenta no emplear al mismo tiempo varios aparatos.

7.    COMPARAR COMPAÑÍAS
Estamos en la era de la oferta y la demanda. Existen en el mercado numerosas compañías eléctricas deseando hacer clientes, así que es importante comparar todas las opciones para poder elegir la más económica o la que más se acomode a tus necesidades.

Nos encantaría poder bajar las tarifas eléctricas, pero como no está en nuestras manos, al menos esperamos que estos consejos te sean útiles para reducir tu factura en invierno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...