Cómo poner el lavaplatos

¿CÓMO PONER UN LAVAVAJILLAS?

Pocos saben cómo poner un lavavajillas correctamente, aunque todos usamos uno. Y tú, ¿a qué bando perteneces?

cómo-poner-el-lavavajillas

 Si intentamos convencerte de lo bueno que es tener un lavaplatos en casa, seguramente pienses que estamos locos porque ¿quién, en pleno siglo XXI, no sabe que tener un lavavajillas en casa es un imprescindible.
Hemos dedicado varias entradas de nuestro blog a hablar sobre él:
•    Las ventajas de tener un lavavajillas.
•    Cómo funciona un lavaplatos.
•    Cómo elegir el lavavajillas correcto.
•    Diferentes medidas de lavavajillas en el mercado.
•    Análisis de los mejores en función de la calidad – precio.
•    Cómo limpiarlo.
 Pero de lo que nunca hemos hablado es de CÓMO USARLO. ¿Quieres que te contemos un secreto? ¡Ahí va!
Usar un lavavajillas no tiene ningún misterio, pero para usarlo correctamente hay que tener una mezcla de talento, creatividad y un poco de paciencia. Todos sabemos hacer funcionar este electrodoméstico, pero utilizarlo correctamente hará que nos dure tres veces más que a nuestros vecinos.
Y como nadie nace sabiendo… ¿quién mejor que los expertos en electrodomésticos de Electrobuy para explicártelo? No te pierdas nuestra mini guía de cómo usar correctamente un lavavajillas:

1. LA PRIMERA VEZ…

•  Una vez instalado el lavavajillas, el primer paso es comprobar que está correctamente conectado a la toma de luz y de agua.
•  Posteriormente, hay que hacer unos ajustes que son claves para su buen funcionamiento: programar la hora, el idioma, el nivel de sal y de abrillantador, de lo que hablaremos más adelante.
•  El primer lavado debe hacerse siempre en vacío y a una temperatura elevada, para que se eliminen todas las bacterias. Un consejo: lee atentamente las instrucciones, es la única manera de saber todo lo que el lavavajillas puede hacer por ti y así poder sacarle el máximo rendimiento.

 2. ¿QUÉ PROGRAMA DEBES USAR?

¿Te pones todos los días la misma ropa? No, ¿verdad? Y es que no es lo mismo arreglarse para ir a trabajar que para ir a tomar el vermut con los amigos, entonces ¿por qué usas siempre el mismo programa para limpiar tu vajilla?
Te vamos a explicar los programas más comunes para que puedas elegir el que más te conviene en cada momento:

PROGRAMA PRELAVADO: Utiliza agua fría y dura 15 minutos. Evita los malos olores, mientras esperan a ser lavados.
PROGRAMA NORMAL: Para una vajilla con una suciedad media, suele limpiar a 50/65ºC.

PROGRAMA INTENSIVO: Lava a 70ºC cacerolas, sartenes, vajilla y cubiertos con mucha suciedad.

PROGRAMA AUTO: Es el mejor para el día a día, adapta automáticamente la temperatura, el agua y el tiempo de lavado, al grado de suciedad de la vajilla.

PROGRAMA ECO: Cuidar el medio ambiente es posible con este programa, ya que consume el mínimo de agua y de energía, en función del grado de suciedad y de carga.

PROGRAMA COPAS 40ºC: Un programa para lavar los utensilios más delicados: baja la temperatura, aumenta el abrillantador y alarga la fase de secado.

PROGRAMA RÁPIDO: Dura solo 30 minutos y está pensado para medias cargas con poca suciedad. Puedes encontrarlo en el modelo ELECTROLUX ESL5350LO, aunque no solo cuenta con este programa rápido, para cuando tienes prisa, también tiene otros especiales como el Autoflex 45º-75º, ECO 50 O Flexiwash entre otros. 

HIGIENE PLUS: Perfecto para eliminar más profundamente las bacterias de cuchillos, biberones y cualquier utensilio que necesite una limpieza más exhaustiva.

SECADO EXTRA: Aumenta la temperatura en el último lavado y prolonga el secado, perfecto para los tuppers o el menaje de plástico.

Pero como cada modelo es un mundo, puedes encontrar lavavajillas con otros programas distintos, como es el caso del BALAY 3VS708IA que incluye el programa de limpieza de cuba, especialmente diseñado para que tu electrodoméstico dure mucho tiempo. Este programa debe activarse con el lavavajillas vacío y elimina todos los restos acumulados en la cuba.

NOTA: Si vas a dejar de usar tu lavavajillas durante un largo período de tiempo,
recomendamos hacer dos aclarados consecutivos y desconectarlo de la red. Deja el depósito del abrillantador lleno y cierra la llave de la alimentación. Si por el contrario, vas a poner en marcha un lavavajillas que lleva un tiempo sin funcionar, lo primero es conectarlo y comprobar que los tubos no están obstruidos. Después pon un programa corto con el electrodoméstico vacío.

3. CÓMO COLOCAR EL LAVAVAJILLAS

Una de nuestras metas a la hora de ubicar los cacharros en el lavavajillas debe ser optimizar el espacio para que quepa lo máximo posible, pero sin olvidarnos de que todo tiene que salir limpio y que nada debe obstaculizar el movimiento de los brazos.
La primera duda es, ¿debo pasar lo platos antes por el grifo? Escucharás opiniones a favor y en contra. Nuestra sugerencia es que limpies con un papel los restos de comida y así evitas incrementar el consumo de agua y energía.
Y empezamos a colocar… Los platos siempre en la bandeja inferior, con la cara hacia el interior y, por supuesto, nunca metas dos platos en la misma ranura.
Las copas, vasos y tazones en la bandeja superior y siempre boca abajo.
Los cubiertos tienen una cesta destinada para ellos ¡nunca los dejes sueltos! y deben ir con el mango hacia abajo. Los que tengan el mando más largo colócalos en la bandeja de arriba, en horizontal.
Las cacerolas o cualquier elemento grande, deben ir abajo y boca abajo. Si tienen mucha profundidad, ponlos inclinados, pero asegúrate que el agua puede escurrir.
Una duda habitual es si se puede meter la sartén: la mayoría vienen preparadas para poderlas lavar a máquina sin problema, eso sí, las sartenes en el lavavajillas deben ir siempre en la bandeja inferior y teniendo en cuenta que si son antiadherentes se puede desgastar el recubrimiento.
Una vez colocado todo, comprueba que nada se puede volcar y ¡listo para poner!

4. LOS PRODUCTOS DE LIMPIEZA Y LOS NIVELES DE SAL

El lavavajillas apenas tiene mantenimiento, solo una cosa es imprescindible: la limpieza. Para que funcione perfectamente, es fundamental que solo uses productos específicos de lavavajillas, puesto que, si no es así, puede dañar gravemente el electrodoméstico, al igual que la combinación de varios productos puede tener resultados perjudiciales.

Además del uso de un detergente recomendado, que elimine los residuos de comida, la grasa, la cal y el mal olor, la limpieza debe incluir especial atención a la sal y al abrillantador.

Dependiendo de la zona en la que vivamos el agua puede ser más dura o más blanda. Antes de usar el lavavajillas por primera vez, debes saber cómo es el agua de tu zona y si necesitas utilizar sal o no:
-    Si la dureza del agua es menos de 50 mh/l de carbonato cálcico es blanda y no necesita sal.
-    Aguas duras intermedias, entre 50-100 mg/l de carbonato cálcico, es necesario poner sal.
-    Aguas duras entre 100 y 200 mg/l de carbonato cálcico.
-    Aguas muy duras más de 200 mg/l de carbonato cálcico.

Si nos fijamos en el mapa de España, encontramos provincias como Ávila, Burgos, La Coruña, León, Lugo o Madrid que tienen el agua blanda o muy blanda.

Badajoz, Bilbao, córdoba, Gerona, Las Palmas de Gran Canarias, Soria o Valladolid tienen una dureza intermedia.

 Albacete, Barcelona, Ceuta, Cuenca, Valencia o Zaragoza es dura y Alicante, Almería, Castellón, Málaga, Mallorca o Toledo es muy dura.

Te recomendamos que uses sal para lavavajillas, que no contiene carbonatos de hierro, lo que podría aumentar la dureza de agua y puede dañar el electrodoméstico. Utilizamos sal para proteger el aparato de la cal y suavizar el agua.
El abrillantador es necesario para tener un acabado más brillante en nuestra vajilla y ayuda al secado. Aunque hay pastillas que contienen los dos en uno, en las zonas de agua muy dura, es mejor usarlo por separado.
Ahora que has aprendido a usar correctamente el lavavajillas, lo vas a ver reflejado en la factura de la luz, ya que saber utilizar un electrodoméstico es saber ahorrar.
Además, el buen uso de los aparatos alarga su vida, obtenemos mejores resultados y nos quita quebraderos de cabeza.
¿No crees que ya estás preparado para comprar tu primer lavavajillas? O quizás lo que necesitas es renovar el que tienes.
 Sea como sea, te recomendamos que te decantes siempre por las primeras marcas de confianza como las que puedes encontrar en nuestra tienda online.
Igual estás contento con tu lavavajillas y lo que deseas es seguir conservándolo durante mucho tiempo. Electrobuy te ayuda a que eso sea posible, dándote la posibilidad de extender la garantía. Y ahora que ya eres un experto ¿a qué esperas para darle al ON?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...