Trucos para enfriar la cerveza rápido que no conocías

¿Necesitas enfriar una cerveza rápido, pero no sabes el tiempo que tarda en congelarse en el congelador?  Descubre los consejos que te salvarán del calor veraniego.

“Nace del lúpulo y cebada, y vive en la botella encerrada, puede ser morena o dorada, puede ser de trigo o cereza, para ser sincero sin rodeo digo, buena amiga es la cerveza”. Como bien dice Reneewn, la cerveza es la bebida por excelencia del verano “siempre fresca y helada”.

Hay infinitas clases de cervezas y mil maneras de servirlas, pero cuando vamos a tomar el aperitivo o estamos en una reunión de amigos y pedimos una caña, lo que esperamos es que nos la sirvan bien fría. ¿Qué la reunión es en tu casa y se te ha olvidado poner a enfriar la bebida protagonista? Ya no sirve de nada lamentarse de este error de novatos, lo que necesitamos son soluciones rápidas. En menos de una hora llegarán los invitados ansiosos de calmar su sed, y no precisamente con algo caliente. 

Trucos para enfiar la cerveza rápido

Por eso, hoy te vamos a dar unos trucos de cómo enfriar la cerveza rápido, rapidísimo y disfrutar de un buen trago fresco.

Enfriar la cerveza en la nevera


Nuestra primera opción para enfriar la cerveza es el frigorífico, es lo mejor y más natural para que poco a poco llegue a los grados ideales. Eso sí, debes tener una buena nevera que mime la bebida como se merece, y nunca te falle.

Si tienes espacio en la cocina, te sugerimos que instales un botellero para tus bebidas preferidas, estarán siempre listas y serás la envidia de tus amigos. 

Es muy importante que consigas la temperatura adecuada, ni más ni menos, ni caliente ni congelada, sencillamente ¡muy fría! Si no se puede dañar su sabor original.

Una rubia o Lager debe estar entre unos cuatro y cinco grados. 

La negra, al ser más consistente, hay que beberla entre los ocho y diez grados.

La Pale Ale puede llegar a los doce grados… Así, sí las puedes saborear.

Si no da tiempo…enfríala en el congelador


Si te has dado cuenta tarde que tienes invitados y que la bebida no está dentro de la nevera, ¡corre, al congelador! Calcula que deben de estar dentro una hora aproximadamente para que llegue a la temperatura idónea. El enfriado es fundamental para disfrutar de una buena cerveza. 

Y ¿cuánto tarda en congelarse una cerveza? Te dirás. Depende del congelador y de la temperatura a la que lo tengas. 

Tanto si metes latas, como si metes botellines de cristal, controla que no se congele y, lo que es peor, que no estallen, porque podrían ocasionarte daños en el congelador, además de un buen rato limpiando, así que… ¡No te olvides de ellas! Te recomendamos poner una alarma en el móvil (a más de uno le ha salvado de limpiar a fondo la nevera).

AGUA + SAL + HIELO = CERVEZA HELADA


¿Cómo? ¿No cuentas ni con una hora? Pues no hay problema, te vamos a dar una serie de trucos para enfriar la cerveza en menos de 15 minutos, ¡manos a la obra!

Necesitas un barreño, agua, sal y hielo. Mézclalo todo y mete la bebida dentro, la sal hace bajar la temperatura del agua, que mezclado con el hielo, que poco a poco se va derritiendo, conseguirás que en 15 minutos este líquido tan preciado este a la temperatura ideal. 

¿Quieres tardar menos aún? Cuanto más grueso sea el recipiente mejor conservará el fresquito y podrás mantener las cervezas frías sin nevera. 

Si además remueves con un palo, conseguirás ahorrarte 5 minutos más. ¡Prueba!

Enfriar cerveza con papel de cocina o servilletas mojadas


Otro truco exprés para cuando no tienes tiempo: envuelve la lata o botella en una servilleta o papel de cocina, mójalo con agua (dicen que si esa agua está mezclado con sal es más efectivo) y mételo en el congelador. ¡En 10 minutos o menos estará lista! Ten cuidado no vaya a estallar…

Spray de aire comprimido ¡funciona!


Aunque te parezca raro, es muy efectivo y te va a sacar de un buen apuro.
Pon el spray boca abajo y rocía la botella que quieras enfriar. Al dar la vuelta al spray lo que provocamos es que sólo salga el gas, que suele estar a una temperatura bajo cero, y así congelamos nuestra bebida. 

Te recomendamos que te pongas guantes para hacerlo, porque igual que enfría tu bebida, puede hacerlo con tus manos.

Enfriar cerveza con vasos fríos


Quizás sea la opción que menos nos convence, por ser el método más lento.
Deberás tener siempre vasos en el congelador, y con ello conseguirás bajar unos grados a tu bebida. Ten en cuenta que este truco solo va a funcionar con la primera bebida, porque la cristalería también se calienta. 

Otra desventaja de este método es que las bajas temperaturas pueden agrietar los vasos, así que compruébalo cuando los saques del congelador.

Ahora que ya puedes relajarte con las soluciones que te hemos dado, no podemos evitar decirte… ¡Meter la cerveza en la nevera y tenerla bien fría es sagrado para un cervecero que se precie!
Dicho esto, ¡feliz trago!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...