Comprar una secadora de ropa

Secadoras de ropa: pros y contras

¿Merece la pena comprar una secadora de ropa? Aunque las lluvias no sean tan abundantes, sal de dudas comparando las ventajas y desventajas de tener una.
Dice el refranero español “octubre lluvioso, año copioso”, pero también puede ser desastroso si no tienes una secadora en tu hogar. Aunque en España tenemos un clima envidiable, no te engañes, llover llueve y entonces, ¿qué hacemos con la ropa?

Ya hablamos en un post anterior que existen diferentes tipos de secadoras:
•    De evacuación
•    De condensación
•    De bomba de calor.
Lo más importante es que, dentro de esta clasificación, puedes encontrar numerosos modelos que se adaptan a las diferentes necesidades de cada hogar. Pero somos humanos y en el último momento nos pueden entrar las dudas: ¿de verdad necesitamos comprar una secadora?

comprar una secadora

Ventajas de comprar una secadora de ropa

Desde Electrobuy apostamos por el sí, por eso te vamos a contar las ventajas de tener este electrodoméstico. Sabemos que aún sigue siendo uno de los grandes desconocidos, pero estamos seguros de que en cuanto lo descubras, se convertirá en uno de tus imprescindibles, máxime si sois familia numerosa. 

Ventaja 1. Olvídate del tiempo
Es la principal ventaja de tener tu propia secadora para la ropa. Se acabaron los días lluviosos para ti y el mirar constantemente al cielo o al móvil para ver el tiempo que va a hacer. Se acabó el amontonar ropa en el cesto, o el buscar calcetines limpios en el armario sin éxito. Con una secadora tú eres el único que decides cuándo lavar, sin depender de nadie ni de nada.

Ventaja 2. Ahorrarás lo mires por donde lo mires
En lo primero que lo vas a notar, es en el ahorro de tiempo y esfuerzo. Una vez que se ha centrifugado tu ropa, sólo tienes que meterla en la secadora, elegir el programa adecuado y esperar. Olvídate de tener que colgar la ropa en las cuerdas y de las agujetas en los brazos, con las que acabamos, especialmente si es invierno, y hay que extender ropa grande como una manta. ¿Quién no desea evitar ese infierno?

Ventaja 3. Ayuda al planchado
La secadora suaviza las arrugas de los textiles, lo que facilita sustancialmente el planchado. También ayuda que la ropa sale en el punto justo de humedad para que sea más sencillo el alisado. 

Ventaja 4. Se acabó la decoración extra por el hogar

¿Quién no ha colgado la ropa que aún está mojada por las cortinas? ¿O la ha extendido por los radiadores o en los respaldos de las sillas? ¡Todos lo hemos hecho! Pero a veces no hay espacio suficiente en las casas para secar tanto “trapito”. Esto ha llegado a su fin con la secadora, tu casa siempre se encontrará ordenada  y sin esa decoración tan molesta. 

Ventaja 5. Dos en uno
No tener espacio ya no es una excusa. Puedes encontrar en el mercado lavadoras secadoras, que de una vez te lo hacen todo: lavan y secan a golpe de botón. 

Ventaja 6. No todo es lavar y secar
Hay veces que no necesitas lavar tu ropa porque no está sucia, pero ha cogido ese molesto olor a tabaco o a fritanga, que por mucho que la ventiles, no se va. Hay programas especiales que airean tu ropa de esos malos olores ocasionales, sin necesidad de someterla a un lavado y un secado innecesarios.

Falsas desventajas de la secadora
¿Aún sigues dudando de los beneficios de la secadora? Seguro que tú eres de los que piensa que este electrodoméstico estropea la ropa o que consumen mucha electricidad. ¡Di no a los mitos! La ropa se deteriora por el uso, y no por meterla en la secadora, siempre y cuando sean tejidos aptos para ella (te recomendamos leer bien las instrucciones y las etiquetas antes). 

Siempre nos han dicho que como al sol la ropa no se seca en ninguna parte. Queremos sacarte de este error: los rayos ultravioleta se comen el color, haciendo que parezca más vieja y estropeada. La secadora, además de mantener el color intacto, le da mayor suavidad, mantiene durante más tiempo el olor a suavizante y elimina los ácaros. 

Otro de los rumores más extendidos es que consume mucha luz, pero debes saber que este aparato solo consume unos 200 KWH al año, es decir, unos 4 euros más al mes. Mirándolo así ¿no crees que nos han metido un miedo innecesario? La factura incrementará o disminuirá según el uso que le des. Para contrarrestar debes saber que hay otras maneras de ahorrar, como comprar el tamaño de secadora que más se adapte a tus necesidades, ni más ni menos. La más habitual es la de 8 kg para 4 personas, pero si vives sol@ con comprar una secadora de 6 kg es suficiente, al igual que si eres familia numerosa te salvará la vida una de 9 kg.

Si aún te falta un último empujón para decidirte, quizás te anime saber que las nuevas secadoras usan las últimas tecnologías que te van a facilitar el día a día, como el sensor electrónico de humedad, que hace que la ropa salga en el punto justo de humedad para ser planchada, o seca total si es lo que prefieres. Otro programa que te será de gran utilidad es el secado delicado: usa una temperatura más cálida para ropa que necesita un especial cuidado.

Y ahora, ¿a quién le va a importar que llueva? ☂ ¡Feliz secado! ☂

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...