Cómo limpiar la lavadora

Como limpiar una lavadora
Consejos infalibles para limpiar la lavadora.
Descubre cómo limpiar la lavadora para tener tu ropa limpia como el primer día y para que te dure muchos años.
Es hora de poner la lavadora: metes ropa sucia y sale… ¿Qué sale? Pues se supone que tu colada impecable, impregnada en una agradable fragancia, como en los anuncios de televisión. Sin embargo, al acercar la nariz a la toalla  sucede todo lo contrario a lo imaginado…



No hay coladas blancas impolutas, tendidas en cuerdas eternas que atraviesan frondosos campos verdes con una fragancia indescriptible, no. Lo que hay en tu ropa es un olor a humedad que tira para atrás y que te devuelve a la realidad de una bofetada.  

¿No se supone que si la ropa se lava en la lavadora debería salir con mejor olor con el que entra? Es imposible tener ropa limpia si la metes en un electrodoméstico sucio. ¿Te has planteado que te está mandando mensajes (casi luminosos) de que ella también necesita de unos mínimos cuidados?

Te vamos a explicar cómo limpiar y desinfectar tu lavadora de una manera sencilla, natural y económica.  La mayoría de los fabricantes recomiendan sus productos para un correcto mantenimiento, pero suelen ser caros y difíciles de conseguir.

PASO 1. LIMPIAR EL TAMBOR.


Es a lo primero a lo que vamos a dar un repaso. 

Utilizaremos vinagre blanco para eliminar los olores y las bacterias que pueda haber. 

En el cajón del detergente, pon media taza de vinagre blanco y selecciona un programa normal de lavado, a una temperatura de 30º o más. 

¿Sigue saliendo mal olor? A grandes problemas, grandes soluciones: en el mismo cajetín agrega una taza de lejía, la misma que utilizas para lavar tu ropa. 

Cuando termine este ciclo, seguramente no te atrevas a meter tu ropa de color por si acaso pudiera quedar algún resto de lejía. Nosotros te recomendamos que pongas un ciclo en vacío o con toallas y trapos viejos, para terminar de limpiar el tambor.


PASO 2. LAS GOMAS DE LA LAVADORA.


¡Sí, también se limpian! Además es una zona a la que no se le presta mucha atención, y es uno de los espacios en donde más suciedad se acumula, así que te recomendamos desinfectarlo una vez al mes. 

Para ello, desenchufa primero la lavadora, que no queremos sustos…

Tira ligeramente de la goma hacia afuera, con cuidado de no sacarla entera. Comprueba que no hay ninguno de esos famosos calcetines que se traga la lavadora. 

Impregna un trapo con detergente o lejía (¡no te olvides de ponerte guantes!) y frota la goma (¡con ganas!) hasta que la suciedad desaparezca. 

Si las manchas se resisten a irse, frótalas con el mismo detergente pero esta vez usa un cepillito, puede ser de dientes o también te sirve uno de uñas. Cuando hayas terminado, pasa una bayeta para terminar de limpiar la goma. Ten en cuenta que siempre (y para cualquier cosa) debes usar trapos que no suelten pelusas, por favor. 

PASO 3. EL FILTRO DE LA LAVADORA EXISTE.


Otro aspecto importante para limpiar la lavadora es el filtro. 

¿No sabes dónde está? Pues normalmente está ubicado en el frontal, en la parte de abajo, a la derecha o a la izquierda y escondido detrás de una tapa. 

¿Ya? Pues antes de abrirlo, ten a mano unos trapos y la fregona porque lo normal es que salga agua.
Si estás list@, desenchufa la lavadora y abre el tapón del filtro. Normalmente en esta zona se suele acumular los restos de detergente o las pelusas, lo que hace que se tapone el tubo del desagüe. Límpialo bien para sacar toda la suciedad.  

Elimina los restos que queden en el filtro poniéndolo debajo del grifo del fregadero. Si hay mucha suciedad, puedes ayudarte de un cepillo. 

Cuando esté limpio, coloca el filtro en su lugar y asegúrate de cerrarlo bien y ya puedes enchufar de nuevo tu lavadora.

Ahora que ya tienes reluciente tu lavadora, te vamos a dar unos consejos para que tu electrodoméstico se mantenga en perfecto estado durante más tiempo. 

Créenos, te conviene hacernos caso, a no ser que quieras comprar una nueva lavadora, por el mal uso…

-    Es igual de importante limpiar el interior de la lavadora dos veces al año, como mantener el exterior en perfectas condiciones. 

-    Siempre que termines de lavar, deja la puerta abierta todo el día, para que la humedad no se acumule. 

-    Si una vez limpiada la lavadora con vinagre, queda un ligero olor, puedes poner un bol de bicarbonato de sodio en el tambor y dejarlo ahí toda la noche, ya verás cómo se absorbe.
Si estas explicaciones llegan tarde y necesitas una nueva, te invitamos a que entres en nuestra tienda online, donde podrás encontrar todas las mejores marcas y siempre al mejor precio, ¡y di NO a la suciedad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...