Limpiar una placa de inducción quemada


¿Cómo limpiar una placa de inducción? Secretos para limpiar vitrocerámica.

Una de las cosas que valoramos a la hora de escoger la de inducción, fue la facilidad para limpiarla. ¿Vagos? No, prácticos.

El día que decidimos comprar una placa de inducción para nuestra cocina en vez de una de gas, pusimos en una balanza los pros y los contras.
Estás placas, además de tener un sinfín de cualidades que nos ayudan en nuestro día a día, se supone que se limpian sin dificultad alguna, pero no te confundas: que no tenga mucha complicación no es sinónimo de que no necesite un mínimo cuidado. Tienes que tener presente que son prácticas pero delicadas y que, aunque su manteniendo sea muy sencillo, si no se hace correctamente, podemos estropear nuestro electrodoméstico. Nada es indestructible, y si te cuentan lo contario, te mienten.

Con Electrobuy vas a descubrir cómo mantener la vitrocerámica como el primer día, sin esfuerzo, pero con mimo y siendo disciplinado.


NIVEL DE SUCIEDAD NORMAL: CUIDADOS PARA EL DÍA A DÍA

· Para limpiar una placa lo primero que tienes que tener es paciencia, ¿por qué? Porque aunque las placas de inducción no queman, no debes limpiarla nada más apagar el fuego. Si quieres que quede perfecta, deja que se enfríe antes de limpiarla, no seas agonías.

Si la limpias en caliente puede que se quede aún más sucia o incluso que la rayes.

· Estás limpiando los platos y, seguidamente, limpias la placa, ¿cómo? Pues poniendo unas gotas de lavavajillas en la superficie. Total, ya lo tienes en la mano y la vajilla queda estupenda. ¡Error fatal! El lavavajillas es un producto para lavar los platos, no para limpiar las placas, de hecho lo deteriora y le quita el brillo, así que deja de usarlo.

Para limpiar las manchas de tu vitro debes siempre utilizar un producto que sea específico para este electrodoméstico: extiende el líquido con un paño, deja actuar unos minutos y retíralo con otro tapo húmedo. Por último, seca bien la superficie con un papel de cocina, es importante que nunca se quede mojada. ¡Ahora ya está bien limpia!

· Es tan importante saber cómo limpiarla como con qué. NUNCA, NUNCA, NUNCA uses estropajos, materiales abrasivos o productos no específicos para ello. Por ahorrar tiempo, que no se te pase por la cabeza usar limpiadores de alta presión o máquinas de limpieza al vapor, porque estropean fácilmente los electrodomésticos.


NIVEL DE SUCIEDAD ALTO: QUÉ HACER SI SE TE HA QUEMADO LA COMIDA

¿Te has descuidado y la comida se ha carbonizado y adherido a la superficie de la vitro como si no hubiera un mañana?

Pues tranquil@ porque con un poco más de dedicación y ahínco, se puede solucionar. Apunta:


  • Como ya te hemos comentado, lo primero es dejar enfriar la placa y la comida carbonizada y pegada (anda, que ya te vale con el descuido)
  • Cuando todo esté fresquito, extiende el producto específico para vitrocerámicas y deja actuar unos minutos. Retira el limpiador con un trapo húmedo.
  • Como habrán quedado restos, es hora de utilizar una rasqueta especial para limpiar lavavajillas (que toda cocina deber tener). No temas, no raya y además te ayuda a deshacerte de las manchas más rebeldes.
  • ¿Aun así sigue sin salir todo lo que se ha pegado? Pues es hora de tirar de trucos caseros para reblandecer los pegotes:

TRUCO 1: 

Pon unas gotas de zumo de limón en la mancha, ya verás cómo empieza a ablandarse.

TRUCO 2: 

Si no tienes limones en casa, puedes sustituirlo por vinagre blanco. Extiéndelo y deja actuar unos minutos, además de eliminar las manchas verás cómo vuelve el brillo a tu placa.

TRUCO 3: 

¿Las manchas siguen? Pues sí que se te ha quemado, sí… Haz una masa con dos cucharadas de bicarbonato de sodio, un poco de agua y vinagre. Cuando lo hayas mezclado bien, aplícalo en las manchas, déjalo actuar y después retíralo con una bayeta húmeda.

TRUCO 4: 

Si el problema que tiene tu vitro no es de suciedad, sino que está rayada, la pasta de dientes hace milagros. Frota un poco sobre la superficie dañada y verás cómo desaparece y, además, quedará más brillante.


  • Si no se te ha quemado la comida, sino que ha saltado una gota de azúcar, almidón de arroz o plástico por ejemplo, que son pequeñas pero fastidiosas, te recomendamos que lo limpies al momento, aunque la placa esté caliente. Esas manchas son mejor retirarlas al momento,
  • Por último, si tu vitro tiene un marco de acero inoxidable, puedes limpiarlo con agua y jabón para que quede perfecto.


Ahora que tienes claro como limpiar tu placa de inducción, incluso en situaciones extremas, deberás hacerte con una a la altura de los consejos que te hemos dado. Te invitamos a que entres en nuestra tienda online y compares las mejores placas de inducción, al mejor precio.

¡Limpia, fija y da esplendor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...