Cómo limpiar la campana extractora


La limpieza correcta de la campana extractora es muy importante por varios motivos.

El primero porque la acumulación de grasa en los filtros de la campana disminuye la capacidad de absorción de esta ya que la grasa obstruye los filtros. 

La segunda razón y más importante es una cuestión de seguridad. Si por accidente se prendiera fuego la sartén con la que estamos cocinando la grasa acumulada en el interior de la campana ardería rápidamente lo que supondría una auténtica catástrofe.

Por último realizar una limpieza adecuada permitirá que la campana extractora esté en unas condiciones óptimas de higiene. 
En este artículo vamos a darte algunos consejos sobre como limpiar en profundidad la campana extractora para cocina y mantenerla como el primer día.

Lo ideal sería realizar una limpieza diaria ya que evitaríamos el tener que frotar. Pero el ritmo de vida que tenemos probablemente no nos lo permita.

Deberíamos de realizar una limpieza profunda una vez al mes. De esta manera sería suficiente con repasarlos una vez por semana para mantenerla en un estado perfecto de limpieza, seguridad e higiene. 

Para realizar la limpieza de la campana extractora en profundidad lo primero que haremos será quitar los filtros de la campana. Dependiendo del material en el que estén fabricados y siguiendo siempre las instrucciones del fabricante,  realizaremos la limpieza de los mismos de un manera u otra.


Clases de filtros


Filtros de fieltro

Este tipo de filtros se deben de lavar a mano. Habrá que tener especial cuidado con el secado ya que no se pueden escurrir demasiado para evitar que se deformen. Hay que estirarlos y dejar que se sequen al aire libre.

Filtros de papel o de carbón

Los filtros de papel o de carbón no son reutilizables por lo que no realizaremos ningún tipo de limpieza, habrá que sustituirlos por unos nuevos.

Filtros de metal

Este tipo de filtros permite el uso de productos antigrasa, dejándolos actuar durante unos minutos para que la limpieza resulte más fácil. También se pueden limpiar con agua caliente y detergente frotando con un estropajo e incluso introducirlos en el lavavajillas. Antes de utilizar cualquiera de estos procedimientos para su limpieza deberemos de leer atentamente las indicaciones del fabricante.

Tras la limpieza de los filtros realizaremos un secado completo de estos y de otras posibles piezas que hayamos tenido que quitar y limpiar.

A continuación procederemos a la limpieza de las zonas interiores de la campana extractora ayudándonos de un producto antigrasa o de agua con detergente y de un paño. En ambos casos aclararemos los restos de producto y lo secaremos correctamente.

Un truco que nos puede ayudar a que la limpieza de la campana sea más fácil es hervir previamente en una olla agua con zumo de limón durante unos minutos. Al llenarse el interior de la campana con vapor de agua junto con el poder desengrasante del limón facilitará su limpieza.


Limpieza de una campana de acero inoxidable


El procedimiento de limpieza del interior de una campana de acero inoxidable es el mismo que hemos detallado anteriormente. 

Donde deberemos de tener un cuidado especial es en la limpieza del exterior. Se pueden utilizar productos antigrasa pero es muy importante retirar los restos de producto con un trapo húmedo y evitar el uso de estropajos aunque estos estén indicados para su uso en acero inoxidable. Se trata de un material muy delicado que se raya con mucha facilidad. 

Tras retirar los restos de producto con un trapo húmedo secaremos la superficie antes de que se seque con un trapo que no deje pelusas. 

Tras el secado, para dar brillo a la superficie, podemos utilizar un producto aceitoso específico para los electrodomésticos de acero inoxidable.

Mantener limpia la campana extractora y sobretodo sus filtros nos permitirá tener una cocina segura e higiénica.

En Electrobuy te ayudamos a mantener y prolongar la vida de tus electrodomésticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...