Qué fregadero elegir para la cocina


La elección de un fregadero u otro resulta decisivo a la hora de diseñar nuestra cocina.

Se trata de un elemento imprescindible en la cocina tanto para mantener una correcta higiene a la hora de lavar los alimentos como para la preparación de los mismos.

A la hora de elegir un fregadero u otro debemos de tener en cuenta tres factores fundamentas: el tipo de instalación, el material con el que está fabricado y el espacio del que disponemos.


Tipos de instalación


De encastre

Son aptos para instalar con cualquier tipo de encimera. Esta clase de fregaderos los encontramos fabricados en una gran variedad de materiales.

Bajo encimera

Este tipo de fregaderos se instalan el encimeras sintéticas, de granito o de piedra. No se fabrican en cristal.

Materiales


Acero inoxidable

Este material ofrece una gran resistencia a deformarse por los impactos aunque se raya muy fácilmente. Aunque quedan manchas de cal una vez que el agua se ha secado su limpieza es muy fácil. Tiene una gran resistencia al calor.

Tectonite

Se trata de un material cuya limpieza es muy fácil ya que es completamente liso. Resiste temperaturas muy altas (300º C). 

Composite

Tiene una alta tolerancia a los impactos y cambios térmicos.

Sintéticos

A nivel de diseño su principal ventaja es el enorme variedad de colores en los que se fabrican. Tiene una alta resistencia a los golpes y a ser rallado. La resistencia al calor es menor a la que ofrecen los fregaderos fabricados en acero inoxidable. Se trata de un material muy limpio ya que la retención de la cal es muy baja.

Cristal

Los fregaderos fabricados con este material ofrecen grandes ventajas como lo higiénicos que resultan gracias a su superficie lisa. Por el contrario este material resulta muy vulnerable a los impactos. 


Espacio disponible

En función del espacio disponible y de la distribución de la cocina podremos elegir entre fregaderos con un tamaño o forma. Además de medir el espacio disponible en la encimera resulta fundamental conocer el ancho del mueble sobre el que se instalará en fregadero. Además también debemos de tener en cuenta que entre el fregadero y la placa debe de haber una distancia de al menos 60 cm.

En el caso de disponer de poco espacio la mejor opción es un fregadero con una cubeta o si es posible de cubeta y media. El disponer de media cubeta más facilitará la labor de la limpieza de la vajilla.

Si la zona donde se va a situar el fregadero es una esquina, la instalación de un fregadero de dos cubetas con escurridor permitirá aprovechar el espacio muerto de los rincones.

La elección de un fregadero de una cubeta o de dos cubetas con escurridor te ofrece la posibilidad de elegir en que posición colocar el escurridor, en la izquierda o en la derecha.

Ahora que conoces que criterios seguir para elegir un fregadero entra en Electrobuy y elige el tuyo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...