¿Placa de inducción o vitrocerámica?


¿Estás pensando en cambiar tu placa de cocción? Seguramente estarás dudando entre que sistema de cocción elegir para tu cocina. Conocer las diferencias entre las placas de inducción y las placas vitrocerámicas resulta fundamental para tomar la decisión acertada.

Con este post te vamos a explicar las diferencias entre una placa de inducción y una placa vitrocerámica y todas las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.

En principio la apariencia de cada una de ellas no nos va a resultar de gran ayuda para diferenciarlas ya que son bastante similares debido a que los dos sistemas cuentan con una superficie de cristal, generalmente de color negro.


Donde realmente vamos a encontrar diferencias claras es en lo que a su manera de cocinar funcionar se refiere.

  • El importe de una placa de cocción es importante. En el caso de elegir una inducción debemos de saber que su precio es superior al de las placas vitrocéramicas.
  • En relación con el apartado anterior se encuentra el tema de los recipientes. Con las placas vitrocerámicas podemos utilizar cualquier tipo de recipiente apto para la cocción. Si vamos a cambiarnos al sistema de inducción debemos de saber que no todos los recipientes de cocción son válidos y que probablemente tengamos que realizar un inversión en renovarlos. En las placas de inducción, los recipientes deben de tener una base totalmente plana y adaptada al tamaño de la zona de cocción. En el caso de que la base sea más pequeña que el recipiente es muy probable que no detecte el recipiente. Además los recipientes aptos para inducción deben de estar fabricados de acero o hierro fundido (base ferromagnética).
  • A la hora de cocinar y calentar los recipientes, las placas de inducción son mucho más rápidas que las placas vitrocerámicas.
  • Aunque ya hemos comentado que el sistema de inducción tienen un precio más elevado que las vitrocerámicas, también resultan más eficientes energéticamente ya que según la OCU, pueden llegar a consumir entre un 20% y un 40% menos que una vitro.
  • En principio, al tratarse de superficies lisas, en ambos sistemas resulta fácil su limpieza. No obstante en el caso de la inducción al no quedar calor residual su limpieza siempre resulta más sencilla, ya que los restos de alimentos que caen sobre el cristal no se queman tan fácilmente como en una placa vitrocerámica que mantiene una temperatura elevada en la superficie durante más rato.
  • La principal diferencia la encontramos es la manera en que cada uno de los sistemas generan el calor para cocinar. Las placas de inducción no calientan directamente la placa ya que crean un campo electromagnético que calienta directamente el recipiente metálico. Las placas vitrocerámicas generan el calor mediante el paso de la corriente eléctrica a través de una resistencia eléctrica o un halógeno.
  • Las placas de inducción son más seguras que las vitrocerámicas ya que solamente calientan el recipiente y el cristal queda a una temperatura muy inferior.

Si resumimos lo expuesto hasta ahora podemos concluir:

Ventajas de las placas de inducción

  • Gastan menos energía
  • Calientan más rápido
  • Son más fáciles de limpiar
  • Resultan más seguras

Ventajas de las placas vitrocerámicas

  • Son más baratas
  • Compatible con casi todos los materiales de los recipientes para cocinar
  • Al conservar calor residual, las podemos apagar y continuarán el proceso de cocción de los alimento.
 ¿Placa de inducción o vitrocerámica? ¿Ya has tomado la decisión? Solamente te queda entrar en Electrobuy y elegir el modelo que más te guste entre la gran variedad de placas que tenemos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...